Castejón vuelve a delimitar el poder de MC

Ana Belén Castejón, durante una rueda de prensa, con José López al fondo, en una imagen de archivo./Pablo Sánchez / AGM
Ana Belén Castejón, durante una rueda de prensa, con José López al fondo, en una imagen de archivo. / Pablo Sánchez / AGM

La alcaldesa regresa de una baja para tomar el control de servicios que hasta ahora supervisaban sus aliados. La primera edil abordará con las empresas de servicios «dar solución» a los problemas en la limpieza, el agua, el alcantarillado y El Batel

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Ana Belén Castejón, del PSOE, regresa hoy a su puesto como alcaldesa, tras seis semanas de baja maternal, con intención de asumir en los próximos días el control de las negociaciones con tres de las principales empresas que trabajan para el Ayuntamiento y «aportar soluciones a los problemas que sufren los servicios que prestan», según informó esta semana un portavoz de Alcaldía. Se trata de acabar con las deficiencias en la limpieza viaria (FCC); fijar de una vez la rebaja del recibo del agua potable y del alcantarillado (Hidrogea) y reconducir la gestión de la agenda cultural y de congresos del Auditorio el Batel (Gestípolis y Sonora Producciones). La supervisión de todo esto ha correspondido hasta ahora, en todo o en parte, a áreas controladas por MC, partido del exalcalde José López. Pero eso no impedirá a Castejón liderar las conversaciones con los máximos responsables de las citadas mercantiles, como alcaldesa.

Lo más urgente, indicaron desde alcaldía, es convencer a FCC de que cumpla con el contrato de limpieza viaria, para acabar con las quejas vecinales sobre la suciedad en las calles. La mercantil, asociada al Ayuntamiento en la empresa mixta Limpieza e Higiene de Cartagena SA (Lhicarsa), es el principal proveedor de servicios municipales junto con Hidrogea. Se encarga asimismo, en precario, del mantenimiento de los parques y los jardines, cuyo contrato caducó hace cuatro años, y tenía también vigente hasta principios de año la contrata para el cuidado de los edificios municipales. Castejón se reunirá con sus directivos para dejar claro cuáles son sus obligaciones, «después de haberles demostrado que vamos a cumplir las nuestras», aseveró un portavoz de alcaldía. Así descartó volver a bloquear pagos, como ocurrió durante los últimos dos meses por orden del área de Desarrollo Sostenible, en poder de MC.

Las mercantiles han de cumplir su parte y tener la seguridad de que el Ayuntamiento hará la suya.

Una mandato directo del alcalde en funciones, Juan Pedro Torralba, en cumplimiento de un dictamen de los Servicios Jurídicos, desbloqueó diez millones de euros en atrasos, referidos también en parte al mantenimiento de las zonas verdes. Alcaldía desactivó así, esta semana, la estrategia seguida desde los tiempos en que el líder municipal de MC, José López, gestionaba directamente Desarrollo Sostenible. Castejón le destituyó en septiembre, días antes de coger la baja. Pero ese modus operandi no ha variado con María José Soler, también de MC, como nueva responsable en el puesto.

Nueva etapa en el Auditorio

La demora en los abonos también ha guiado, durante el último año, la relación del Ayuntamiento, (sección MC) con la unión temporal de empresas que forman Gestípolis y Sonora Producciones y que gestiona el Auditorio El Batel desde hace seis años. Tras el primer lustro, (2011-2016), el contrato otorgaba al Ayuntamiento, sobre el papel, la posibilidad de reducir el pago anual por ese servicio. MC y sus concejales de gobierno investigaron primero si era posible incluso revertir la concesión por algún incumplimiento de contrato y estudiaron después si cabía justificar una reducción drástica del pago por el servicio, que le ha supuesto a las mercantiles unos ingresos netos de más de un millón de euros al año, pagaderos semestralmente.

Tras varios tira y afloja y después de haber recibido una sucesión de varapalos en los tribunales por la retención de algunos abonos, finalmente se ha desembolsado el primer semestre del nuevo periodo de cinco años, sin ninguna rebaja sobre los plazos anteriores. El motivo es que no ha habido forma de recortar las cantidades pactadas sin exponerse a nuevas reclamaciones judiciales, que podrían aumentar aun más el gasto de cien mil euros que ya ha habido que abonar en intereses de demora.

Torralba deja paso hoy a su líder tras seis semanas de alcaldía en funciones en las que reinó una calma tensa

Si estos dos frentes abiertos no son suficientes para reabrir las grietas del Gobierno de coalición, la gestión del agua, que desencadenó la salida de López, puede volver a tensar las relaciones con Castejón.

Con el exalcalde fuera de la concejalía y tras el cese, a petición propia, de Manuel Nicolás, jefe de Infraestructuras de su confianza, Castejón encargó, en septiembre, a otro técnico de ese área un nuevo estudio de tarifas para negociarlo con Hidrogea. Su objetivo es entregarlo a la mercantil y esperar una contraoferta. La alcaldesa quiere tener lista en dos meses una tarifa que pueda aplicar a principios de 2018, aunque no llegue al 7% que propuso el exalcalde hace casi un año. Lo que José López pueda hacer para defender su posición en este punto y en los demás de posible fractura y su afección al delicado equilibrio de la coalición de gobierno es algo que está por ver.

Fotos

Vídeos