Castejón rectifica y avanza con el trámite para bajar el agua, al margen de la opinión del Pleno

Castejón, en el último Pleno municipal./ P. Martínez / AGM
Castejón, en el último Pleno municipal. / P. Martínez / AGM

Aprueba en la Junta de Gobierno la reducción del recibo, por segunda vez, y admite que los partidos no tienen competencias sobre ello

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, decidió ayer agilizar los trámites para aplicar una rebaja del recibo del agua que lleva otro mes y medio de retraso. Por eso, enviará de inmediato el expediente a la Junta Regional de Precios para su aprobación definitiva, y que entre en vigor cuanto antes. La Junta de Gobierno local autorizó, en una sesión extraordinaria celebrada a las tres de la tarde, la reducción media de 8,29 euros en el pago que los ciudadanos hacen cada dos meses. El expediente será remitido a la Comunidad sin esperar la decisión del Pleno municipal, que no es vinculante y que solo permite fijar su posición política. De esta manera, Castejón rectificó ayer de plano la decisión que anunció el pasado viernes de someterse primero a lo que diga la Corporación.

La misma rebaja que ayer fue ratificada ya fue abordada y recibió el visto bueno de la Junta de Gobierno local, el 29 de diciembre del año pasado, cuando MC todavía formaba parte del Ejecutivo. La nueva aprobación tiene por objeto, entre otras cosas, dejar sin efecto el recurso contencioso que la formación cartagenerista presentó contra esa decisión. Sus concejales se negaron a votar a favor y su partido argumentó que no se le había facilitado toda la documentación necesaria. De esa forma, hicieron explícita su postura contraria a una rebaja que creen poco fundamentada y que echaba por tierra la que no pudo sacar adelante el exalcalde, José López (MC) durante sus dos años en el cargo. Su partido fue expulsado del Gobierno, el 9 de enero, tras hacer una crítica generalizada a Castejón, en la que también incluyó estos aspectos. A los pocos días, presentó el recurso por la vía contenciosa. El juez la admitió a trámite, al apreciar la Fiscalía indicios de una vulneración del derecho de los concejales a acceder al expediente.

La nueva aprobación de la rebaja rebaja subsana el defecto de forma que tuvo la convocatoria de aquella Junta, con menos de 24 horas de antelación. Y se han adjuntado cinco informes (dos jurídicos, uno técnico del director del contrato, uno de contabilidad y uno de la Intervención Municipal) a los cinco emitidos cuando se tomó la primera decisión, en diciembre. Todo para «avalar la legalidad de la propuesta», indicaron fuentes municipales. Un informe de Hidrogea que ratifica que acepta la rebaja municipal completa el expediente. De esta forma, Castejón tiene el visto bueno de la empresa a su iniciativa, que mejora en 2,4 euros por recibo bimestral la última oferta de la mercantil. Hidrogea mantiene vigente otro recurso por el rechazo de sus tarifas en 2017.

Cambio radical

La decisión de consultar al Pleno la basó Castejón en los análisis que recabó la semana pasada. Su intención era darle la máxima legitimidad democrática a su propuesta y poner en evidencia a quienes se opusieran. Sin embargo, ayer hizo caso al dictamen de otros funcionarios y asesores que le hicieron notar que es innecesario hacerlo y puede acarrear problemas. La decisión del Pleno no es vinculante y solo fija una posición política que, caso de ser contraria a la de la Junta de Gobierno, la pondría en una situación muy incómoda.

Castejón no ha descartado llevar a Pleno la rebaja del agua, pero ayer decidió no esperar a que se pronuncie para someterla al parecer de la Junta de Precios. Así, su aprobación no dependerá ni directa ni indirectamente de lo que digan los grupos.

MC y PP exigen el expediente completo para pronunciarse

MC y el Partido Popular exigieron ayer el expediente completo de aprobación de la rebaja del agua antes de decidir si lo apoyan o no. El portavoz municipal del PP, Francisco Espejo, censuró que Castejón «cargue en el Pleno una decisión que le corresponde a ella y a su Ejecutivo». Por su parte, la portavoz adjunta de MC, Isabel García, subrayó que «si Castejón cree que el acuerdo de diciembre es válido debería tramitarlo, y si no, en lugar de buscar otra salida, solo le queda anularlo y dimitir». Por su parte, Ciudadanos indicó que apoya la rebaja del agua que propone la alcaldesa porque confía en que Castejón presente todos los estudios preceptivos y necesarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos