Castejón planea romper con MC si en el pleno de hoy ataca su gestión para bajar el agua

Ana Belén Castejón /Pedro Martínez/ AGM
Ana Belén Castejón / Pedro Martínez/ AGM

La alcaldesa responderá a las preguntas sobre el contrato de Hidrogea y no tolerará que López y sus concejales la desautoricen sobre ningún tema

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

«Contestaré a todas las preguntas sobre el contrato del agua porque van dirigidas a mí. No me arrugo y no voy a permitir que ninguna otra cuestión esté por encima de ello», aseveró ayer la alcaldesa, la socialista Ana Belén Castejón, que lanzó una advertencia directa a quien se atreva a desautorizarla en cualquier tema durante el pleno municipal de hoy. «La alcaldesa dirige el pleno y toda la política del gobierno», indicó, para dejar claro que quien no respete ese principio se arriesga a salir del Gobierno. El mensaje va dirigido a José López y a sus compañeros de MC, socios aún de la coalición que forma el Ejecutivo local.

La primera sesión en la que coinciden Castejón, tras su baja por maternidad, y López, como portavoz municipal, puede acabar con su acuerdo de coalición. El precedente es la sesión del 7 de septiembre en la que López insinuó que la líder socialista había realizado o autorizado negociaciones sobre el contrato del agua «en marisquerías», al margen del cauce oficial. Ella le retiró la palabra en ese momento y le destituyó al día siguiente como edil de Desarrollo Sostenible. La advertencia de que no iba a tolerar más desplantes públicos en su presencia cobra valor y puede tener efecto hoy mismo.

El ambiente se ha mantenido caldeado ayer y anteayer, en la preparación del pleno de hoy. La primera sorpresa se la encontró López el martes por la mañana, en el despacho que ocupa en la tercera planta del Edificio Administrativo San Miguel, pese a que ya no es primer edil ni tiene competencias de gobierno. Unos operarios cumplieron la orden de alcaldía de retirar de su puerta el rótulo de alcalde «porque ya no lo es», indicó Castejón, ayer. López sigue en la oficina, pero sin distintivos.

El tema trascendió en la Junta de Portavoces, celebrada poco después y donde el edil de MC advirtió de que utilizar a las brigadas municipales para ese trabajo puede retrasar el montaje del Belén y otras instalaciones navideñas. A continuación, el edil protestó porque PP, Ciudadanos y PSOE intentaron meter en el orden del día iniciativas presentadas fuera del plazo pactado. Sin embargo, poco después propuso una comisión de investigación sobre el agua, presentada sin contar con el PSOE y sin la firma de un tercio de la Corporación, como obliga el reglamento. La Junta de Portavoces lo desestimó. Además, Castejón le informó de que será ella la que conteste, como alcaldesa, a las preguntas de Cartagena Si Se Puede sobre el contrato del agua, pese a las advertencias de López de que el reglamento le obliga a abandonar la presidencia del pleno para hacerlo. El estallido tuvo lugar cuando, casi al final de la sesión, el portavoz de MC repartió, sin avisar antes, unas cuartillas con la «propuesta» de dar la medalla de oro de la ciudad al Regimiento de Artillería Antiaérea 73.

«Yo no hago trampas, ni robo»

El PP rechazó esa presentación repentina, aunque está de acuerdo en el contenido, y el PSOE admitió esos reparos. «Esto es hacerse trampas al solitario», dijo la alcaldesa, lo cual soliviantó definitivamente a López «Yo ni hago trampas ni robo», le contestó, antes de marcharse.

Todos los concejales dejaron la sala, menos la alcaldesa y algún colaborador de su grupo y un par de ediles del PP, que intentaron poner algo de calma en el ambiente. Tras digerir lo sucedido, Castejón afrontó una tarde llena de reuniones, en las que, según varias fuentes consultadas, preparó a su partido y a los concejales de su grupo para lo que puede suceder hoy si López y MC trasladan a la sesión plenaria sus discrepancias sobre el agua y otros asuntos.

Si Castejón decidiera romper la coalición de gobierno, éste se quedaría solo con seis ediles, todos socialistas, menos de la mitad de la mayoría absoluta. Esa situación obligaría al PSOE a contar, al menos, con la abstención del PP para apoyar cualquier medida, si MC vota en contra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos