Castejón exige que el agua baje 4 euros de media e Hidrogea recurre a los tribunales

Fulgencio Díaz, Javier Ybarra y Ana Belén Castejón, al inicio del encuentro de ayer en el despacho de la alcaldesa, en el Palacio Consistorial./J. M. Rodríguez / AGM
Fulgencio Díaz, Javier Ybarra y Ana Belén Castejón, al inicio del encuentro de ayer en el despacho de la alcaldesa, en el Palacio Consistorial. / J. M. Rodríguez / AGM

La empresa ofrece 2 euros y ve muy difícil contentar a la primera edil, que espera una propuesta mucho más generosa en siete días

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Bajar cinco euros el precio que paga una familia de cuatro miembros por abrir el grifo de su hogar y que salga agua, como quiere la alcaldesa, se antoja desde la mañana de ayer de lo más «complicado», según Hidrogea. La empresa que gestiona el servicio le comunicó ayer que defenderá en los tribunales una oferta de rebaja que se queda en la mitad: dos euros.

Las grandes diferencias entre las posturas de la negociación quedaron claras durante las casi dos horas de entrevista que la primer edil mantuvo, en el Palacio Consistorial, con el director regional de la empresa, Javier Ybarra, y con el gerente en Cartagena, Fulgencio Díaz. Al final del encuentro también trascendió la poca inclinación que ambas partes tienen a ceder en sus planteamientos. La negociación seguirá en una semana.

2
euros ofrece Hidrogea. La propuesta fue desestimada por la Junta de Gobierno en septiembre.
4
euros pide la alcaldesa solo para sentarse a negociar, basándose en los informes técnicos municipales.

La promesa de bajar el agua lleva dando titulares desde hace tres años y medio. La sacó a relucir, en términos parecidos a los que propone Hidrogea, la anterior alcaldesa del PP, Pilar Barreiro, en verano de 2014, pero abandonó la Corporación tras las elecciones de 2015 sin haber hecho nada. A partir de ese momento, la enarboló su sucesor, José López (MC), coaligado con el PSOE. Sin embargo, él optó por un enfrentamiento directo con Hidrogea que tampoco le permitió llevarla a buen puerto. La socialista Ana Belén Castejón, que tomó el relevo en junio, constató ayer que tampoco a ella le va a resultar fácil ponerla en práctica, aunque sea en unos términos menos ambiciosos que su antecesor. «Quiero algo que entre dentro de lo posible, pero qué menos que conseguir el doble de lo que ofrece Hidrogea», dijo al final de la reunión.

«No esperaré durante meses la contraoferta que quiero», advierte la primera edil

Los beneficios de 2015 y 2016, estimados en unos 5 millones, siguen pendientes de liquidar

Salida por separado

Al salir por separado del encuentro en el despacho de alcaldía, Castejón y los directivos de Hidrogea ya dejaron claro formalmente el desacuerdo imperante. Ybarra y Díaz se hicieron la foto en la reunión pero no estuvieron en la comparecencia posterior de Castejón. Abordados por un par de periodistas en las escaleras del Palacio Consistorial, admitieron que resultará «complicado» encajar la propuesta de Castejón en una tarifa que mantenga la viabilidad del servicio, según sus datos.

Además, Hidrogea dio ayer el primer golpe al intento de Castejón de abordar con rapidez la rebaja y tenerla lista a principios del año que viene. Los dos directivos de la mercantil le informaron de la presentación de un recurso contencioso administrativo, el pasado 24 de octubre, en defensa de la oferta realizada a principios de año (la de los dos euros de rebaja). «De esta manera reaccionan a la decisión de la Junta de Gobierno de desestimar esa propuesta, en septiembre, de acuerdo con los informes de los técnicos municipales», subrayó Castejón. La decisión tuvo lugar ya con ella como alcaldesa. La mercantil tenía dos meses para presentar un recurso y lo ha hecho cuando el plazo estaba a punto de expirar.

«Dicen que sienten que se les ha dañado como empresa, pero yo les he reiterado que no pienso apartarme del informe que han hecho los técnicos y en el que basamos la desestimación», subrayó Castejón. «Nosotros tenemos una serie de derechos que vamos a salvaguardar», confirmó Ybarra. Por eso pretenden hacer valer las cláusulas del contrato que le atribuye, en exclusiva, la potestad para hacer la oferta que salga aprobada. Castejón lo reconoció explícitamente. Mantiene así el criterio que José López pretendió dejar a un lado en sus primeros intentos de aprobar una tarifa sin contar con la empresa. El dictamen de los servicios jurídicos municipales fue contrario y Castejón lo sigue a rajatabla.

La alcaldesa quiere una nueva propuesta de la empresa que responda a lo que dicen los técnicos municipales. Se basa para ello en una lista de ocho puntos que Hidrogea incluye en los costes y que los funcionarios no creen que deban estar incluidos. Ayer los sacó a relucir en la reunión, para que Hidrogea los descuente de los gastos y poder así doblar la rebaja de agua que propone ahora. «Si no es así y su contraoferta no cumple nuestras expectativas, será la guerra», indicó un portavoz de alcaldía, minutos después de la reunión.

Discrepancias en los costes

Castejón considera mejor hablar de propuestas en euros, en lugar de dar porcentajes de rebaja que cree que pueden ser malinterpretados según cómo se calculen. Por eso indicó que «no vamos a aceptar bajo ningún concepto la rebaja de dos euros que ofrecen para un recibo medio. Qué menos que empezar por una del doble, para sentarnos a hablar». Toma para ello como base un gasto bimestral de unos 57 euros en el pago del servicio de Hidrogea, descontada la parte del recibo que se refiere a la tasa de basuras, el canon de saneamiento y otros complementos sobre los que la empresa no tiene ningún control. El coste quedaría reducido a 52 o 53 euros. Hidrogea insiste en que el servicio no puede soportar una rebaja tan acusada y estima que solo se puede llegar a los 55 euros.

La reducción de la tarifa no solo es una prioridad para la alcaldesa, para cumplir la promesa de impulsarla que hizo antes de las elecciones de 2015. Además, es parte del pacto con Ciudadanos por el que la coalición de MC y PSOE pudo aprobar los presupuestos municipales de este año y está incluida también, en cierto modo, del acuerdo con Cartagena Sí Se Puede (Podemos), que hizo posible su acceso a la alcaldía en lugar de López.

Ciudadanos es partidario de hacer una rebaja, aunque sea pequeña, pero que llegue cuanto antes, y negociar después una reducción mayor. Podemos abogó por estudiar un rescate de la concesión, desactivando la prórroga de 25 años que entrará en vigor en la última semana de diciembre. El PP se ha mantenido al margen y se ha limitado a constatar cómo crece la factura que los ciudadanos pagan por el servicio, cada mes que pasa sin que baje el recibo.

Por lo visto ayer, a Castejón ni se le pasa por la cabeza anular la prórroga, aprobada en un acuerdo de Pleno de 2004, que los servicios jurídicos municipales ven muy difícil soslayar. Por lo que respecta a la formación naranja, la alcaldesa considera que es su deber ser lo más estricta posible. Cuenta para ello no solo con el análisis de costes del servicio que le han preparado los técnicos sino también con la acumulación de superávit estructurales desde 2011. Aquel primer año fue de cuatro millones. La liquidación de los tres ejercicios posteriores demostró que se consolidaba en alrededor de 2,5 millones anuales, de media. «Quedan por ver las liquidaciones de los dos últimos, 2015 y 2016, pero no está claro que lleguemos a tanto dinero», advirtió Fulgencio Díaz.

Multarán a FCC por la suciedad, como exige Podemos

Mientras la alcaldesa, la socialista Ana Belén Castejón, prepara la reunión del viernes con Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), en su ronda con las concesionarias de servicios (hoy es el turno de Alsa por los autobuses y mañana el de Gestípolis-Sonora por El Batel), la Concejalía de Infraestructuras calcula el importe del dinero cuya devolución reclamará a la compañía, por la falta de veinte operarios de la limpieza viaria. Así lo aseguraron fuentes del área que gestiona la edil María José Soler, de MC. Estas fuentes recordaron que el Ayuntamiento ha desbloqueado el pago de 6 millones de euros a FCC por los meses de agosto y septiembre, a raíz de un informe de la Asesoría Jurídica, pero sigue fiscalizando el cumplimiento del contrato, informa José Alberto González. El Grupo Municipal Cartagena Sí Se Puede ha exigido al Consistorio que, «de ser verdad los incumplimientos denunciados por el Gobierno, debe abrirse expedientes sancionadores». En palabras de la portavoz de Podemos, Pilar Marcos, hay que «poner fin a la vergonzosa situación del servicio de limpieza del municipio, porque es una auténtica estafa que la empresa haya tenido 'trabajadores fantasma' que pagan todos los cartageneros, mientras Cartagena 'luce' como un basurero».

Ana Belén Castejón: «Los ciudadanos no pueden esperar más»

«Quiero una contraoferta en una semana. No voy a esperar meses, porque los ciudadanos tampoco pueden esperar más, y los funcionarios no pueden dedicarle más tiempo a este tema. Entiendo que la rebaja debe estar dentro de lo posible, pero qué menos que poner sobre la mesa el doble de lo que propone Hidrogea, para empezar».

Javier Ybarra: «Vamos a defender nuestros derechos»

«Vamos a defender nuestros derechos. Por eso hemos presentado el recurso contencioso administrativo», aseveró ayer el director general de Hidrogea en la Región de Murcia. La empresa considera «complicado» llegar a un acuerdo a corto plazo y asegura que Castejón no pidió ayer ninguna rebaja concreta.

Fotos

Vídeos