Castejón busca tener el presupuesto de este año aprobado antes de primavera

Castejón y el edil Juan Pedro Torralba, en la intervención de los alumnos del IES Virgen del Carmen. /AC
Castejón y el edil Juan Pedro Torralba, en la intervención de los alumnos del IES Virgen del Carmen. / AC

La alcaldesa trabaja con la hipótesis de un rechazo frontal de la oposición en un primero Pleno, y con una dura negociación para tenerlo en vigor en marzo

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, del PSOE, se enfrenta a un intenso mes de febrero en el que presentará el proyecto de Presupuestos Municipales de 2018. Ella y su equipo del PSOE dan por descontado que será rechazado por la oposición, pero esperan que, al hacerlo, PP, MC y Cartagena Sí Se Puede (Podemos) muestren sus prioridades por medio de las enmiendas parciales, para negociarlas y hacer un texto final que pueda ser apoyado por una mayoría. Si los socialistas lo consiguen, el periodo de exposición pública para admitir alegaciones prolongará hasta mediados de marzo, en los albores de la primavera, su entrada en vigor.

Castejón reconoció ayer, tras una comparecencia sobre los presupuestos participativos destinados a dos centros educativos, que sabe que «la oposición hará su trabajo de exigir y controlar al Gobierno municipal». Sin embargo, pidió que no le metan prisa a través de comunicados públicos. «No necesito que me recuerden de esa manera la importancia del presupuesto. Saben que tienen las puertas abiertas y que pueden dirigirse a mí, personalmente, porque la comunicación es perfecta», apuntó la regidora.

La primera edil admitió que no tiene todavía un texto completo que poder someter a negociación. «Pronto llegará el momento de sentarse para recoger sus propuestas y tener un proyecto que todos puedan apoyar. Eso es lo que quiere la ciudadanía, que todos seamos capaces de hacer unas cuentas que impidan que el municipio entre en parálisis», indicó la regidora.

Con todo, fuentes de la alcaldía recordaron que hay partidas prácticamente inamovibles, como la de Personal (unos 70 millones para pagar nóminas) y la de gasto corriente en bienes y servicios (otros 80, al menos, para contratos de servicios como el de limpieza y recogida de basuras, el de cuidado de las zonas verdes, el del autobús urbano y los de alumbrado público). Estos capitulo, la devolución de la deuda y las transferencias corrientes (a la Fundación del Teatro Romano y al Auditorio El Batel entre otras) absorben el 90% de los 190 millones de euros que tendrá el presupuesto.

Castejón tiene algunas prioridades más. Por eso, consideró que «sería frustraste» que los grupos no apoyen su pretensión de aumentar en un 7% el dinero para gasto social, que subirá algo más de medio millón de euros.

Plan de empleo

Castejón se mostró dispuesta a dialogar con Ciudadanos, que exige incluir un plan municipal de empleo en el presupuesto. Para esto, entre otras cosas, reunirá a la comisión municipal competente sobre el tema, el próximo viernes. «Con todo, hay que recordar que el Ayuntamiento tiene pocas competencias en ese campo», advirtió.

El problema que puede acarrear una aprobación tardía del presupuesto es que quedarán solo ocho o nueve meses para redactar, licitar, contratar y empezar a ejecutar las obras que se incluyan en él. Es un problema que ha aquejado al equipo de gobierno durante toda la legislatura y ha retrasado varios proyectos.

Los alumnos diseñan obras de mejora en dos centros

Alumnos del colegio Virgen del Carmen y del Instituto San Isidoro (Los Dolores) han diseñado proyectos de mejora en los dos centros, con cargo a los presupuestos participativos. En el colegio se instalarán dos balancines, un escenario desmontable y 4 pizarras digitales, con 10.000 euros. En el instituto, con 15.000 se renovará el material deportivo y los ventiladores y se pondrán bancos, mesas y papeleras en el patio, muebles en la biblioteca y un escenario con megafonía. También se fundará un banco de material escolar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos