Castejón aprieta a Hidrogea con su plantilla y el 'caso Pokemon' para bajar el agua un 10%

Ana Belén Castejón, durante su reunión con responsables de Hidrogea, el martes./J. M. Rodríguez / AGM
Ana Belén Castejón, durante su reunión con responsables de Hidrogea, el martes. / J. M. Rodríguez / AGM

Aprovecha la polémica por el pago de viajes a ediles y las dudas sobre el sueldo de 200 empleados, y logra acercar posturas para abaratar ya el recibo

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, no ha dejado pasar un minuto para tratar de aprovechar, en la negociación para abaratar el recibo del agua, las revelaciones de 'La Verdad' sobre el pago de «viajes de placer» a concejales del PP por parte de la empresa Aquagest (ahora Hidrogea), de 2005 a 2012, y acerca de las presuntas anomalías en el servicio municipal de aguas. La publicación, por parte de este diario, de un informe del servicio de Vigilancia Aduanera de Galicia incorporado esta semana al 'caso Pokemon' de presunta corrupción en varias provincias, llevó el viernes a la regidora a llamar a la concesionaria para pedirle explicaciones y presionarle respecto al dinero que se cobra a los vecinos.

Según fuentes municipales, la edil socialista contactó con un responsable de la compañía para conocer el alcance de las pesquisas judiciales y, en particular, hasta qué punto afectan a la gestión actual de la firma y del grupo empresarial al que esta pertenece, Suez (antes Agbar), en Cartagena. En la conversación, según estas fuentes, quedó clara la «preocupación» de la mercantil, entre otros motivos, por el deterioro de su imagen pública por haber costeado billetes de avión y alojamiento en hoteles a la exalcaldesa Pilar Barreiro y a cuatro exconcejales en Nueva York, Atenas, Múnich, Barcelona y Málaga.

En esas visitas, participaron también algunos cónyuges de las autoridades (a las que hay que sumar la exedil de Hacienda y consejera regional de Sanidad María Ángeles Palacios; y los exediles de Infraestructuras José Vicente Albaladejo y María Dolores Soler) y directivos de la concesionaria del servicio de abastecimiento y depuración de aguas, junto a sus parejas. También resultó beneficiario, según Aduanas, el exjefe de la Concejalía de Infraestructuras José Padial, quien a pesar de su tarea de control del servicio alquiló también dos locales comerciales a Aquaget, a través de una comunidad de bienes familiar.

Quiere reducir el coste medio en 36 euros al año y «blindar» las nóminas de 200 empleados

La alcaldesa -que ha cogido las riendas del asunto tras destituir como responsable de Desarrollo Sostenible al edil de MC José López y volver de su baja maternal- pretende que el recibo caiga lo más cerca posible de una media del 10%, unos 6 euros (el martes pasado reclamó más de 4). Como el cargo es cada dos meses, cada usuario se ahorraría 36 euros al año.

Un informe técnico de la Concejalía respalda la exigencia de reducir el importe un 15%, es decir 9 euros al bimestre y 54 al año. Según los funcionarios, los costes del servicio se sitúan en algo más de 38 millones de euros y no en los 45 que calcula la concesionaria. La empresa ofrece un 1%: 2 euros por recibo y 12 al año. En la alcaldía indicaron que, según consultas verbales a los servicios económicos, de cara al encuentro del martes con gestores de Hidrogea (habrá otra reunión la próxima semana próxima), los técnicos expusieron dudas sobre el estudio de Desarrollo Sostenible.

En concreto, consideran que la empresa podría tener razón en cuanto a imputar tres millones de euros en las nóminas de sus trabajadores, al regirse por el convenio laboral acordado con estos y no por el convenio del sector. Aunque la cuestión no está clara, para evitar un conflicto en los tribunales de consecuencias imprevisibles y «blindar» los sueldos de los doscientos empleados frente a un posible recorte del 20%, Castejón está dispuesta a dar por bueno el cálculo de la empresa y acercar posturas.

A través de una portavoz, la empresa declinó de nuevo hacer comentarios sobre 'Pokemon'. Eso sí, la compañía -que se inclina por retirar el recurso judicial contra la desestimación de su oferta por parte municipal- avanzó que trabaja «para presentar la semana que viene una propuesta de tarifa lo más cercana posible a lo que la alcaldesa solicitó». Evitó dar cifras, pero las fuentes consultadas en el Ayuntamiento interpretaron estas palabras como una oferta de entre 5 y 6 euros por recibo de media.

A su favor, la líder socialista tiene la baza de que los trabajadores plantaron cara en marzo a las cifras provisionales del área de José López, pese a que este insistió en que las partidas de los trabajadores «no han sido reducidas por los técnicos, al establecer los costes del servicio».

El portavoz de MC, que cuestionó sueldos de algunos miembros del Comité de Empresa por no haber sido autorizados por el Ayuntamiento. Y, según fuentes de su partido, las tarifas «no son algo que se pueda negociar con discrecionalidad política, como argumenta Castejón, sino que es algo tasado por los técnicos.

Anteayer, el presidente local del PP, Joaquín Segado, apartó de forma cautelar de su directiva al exvicealcalde Agustín Guillén, y pidió que este, Barreiro y el resto de exediles den explicaciones internas a nivel regional y nacional, y que en su caso sean expedientados y forzados a devolver el dinero al Ayuntamiento. Segado, exedil, aseguró que desconocía estas «vacaciones» de sus compañeros de corporación.

Más

Fotos

Vídeos