Castejón anuncia «un plan de choque» para limpiar 32 zonas del municipio

Empleados de Lhicarsa, durante una jornada de trabajo./A. Gil / AGM
Empleados de Lhicarsa, durante una jornada de trabajo. / A. Gil / AGM

La alcaldesa de Cartagena asegura que esta actuación, acordada con la concesionaria FCC-Lhicarsa, no supondrá un aumento del pago acordado con la empresa

EFECartagena

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, anunció este viernes tras reunirse con los responsables de FCC-Lhicarsa, concesionaria del servicio de limpieza viaria, que se va a realizar un plan de choque en 32 zonas del municipio sin que suponga un aumento del pago acordado con la empresa.

En un comunicado, el ayuntamiento señaló que el encuentro ha permitido analizar propuestas que permitirán poner al día un contrato cuya antigüedad data de 1994 y que se ha quedado "obsoleto, lo que provoca deficiencias en un buen número de barrios".

Los lugares donde se actuarán son La Palma, La Aljorra, barriada Santiago y Miranda, Santa Ana, Los Dolores, Hispanoamérica, El Bohío, Molino Derribao, Molinos Marfagones, San José Obrero, Los Puertos-Tallante, Isla Plana, La Azohía-San Ginés, Canteras, Tentegorra, La Vaguada, La Villalba, Torreciega, Vista Alegre-Media Legua y El Algar.

También Los Urrutias-El Carmolí-Punta Brava, Los Nietos, El Llano-El Estrecho-El Beal, Los Belones, Islas Menores-Mar de Cristal, La Aparecida, La Puebla, Los Camachos, Los Beatos, El Albujón-Las Lomas, Alumbres y Pozo Estrecho.

Otra de las iniciativas planteadas por Castejón es incrementar efectivos y recursos en zonas "especialmente conflictivas", en los barrios y en el Ensanche, en donde más deficiencias han observado los técnicos municipales.

En este sentido, los responsables de FCC han presentado un estudio donde se detallan los recursos necesarios y un plano de la zona donde se empezaría a actuar, por lo que la regidora ha decidido pedir la reunión del consejo de administración de FCC-Lhicarsa para finales de este mes con el objetivo de avanzar en esta propuesta.

Por otro lado, ante el anuncio de la empresa de su intención de denunciar al ayuntamiento por el impago de los intereses de demora que se debían a la empresa, la alcaldesa señaló que la Junta de Gobierno ha aprobado librar unos 2 millones de euros para hacer frente a esa deuda.

Además, la primera edil ha dado orden en una circular a todos los servicios para que se agilice el pago a proveedores. "Hay dinero y se pagará a todos", precisó.

Fotos

Vídeos