«Carthagineses y Romanos es un terreno virgen para las artes plásticas»

Javier Lorente, con una de las obras de la exposición./Pablo Sánchez / AGM
Javier Lorente, con una de las obras de la exposición. / Pablo Sánchez / AGM

Javier Lorente. Fotógrafo

EDUARDO RIBELLES

Nació, como recuerda él mismo, en el Monasterio de San Ginés de la Jara. Javier Lorente (Cartagena, 1964) no solo lleva desde los 22 años como fotógrafo profesional, sino que también se ha volcado en una prodigiosa actividad como organizador y colaborador de infinidad de actividades relacionadas con la cultura popular, tanto en la ciudad como en el ámbito rural. Su última aventura comienza hoy, con la inauguración de la exposición 'Heryca, los viajes de Syrus', que estará abierta hasta el 31 de octubre en el Museo del Teatro Romano.

- ¿A qué viene ese nombre tan complejo y misterioso?

- Hace referencia al elefante de Aníbal, que se llamaba Syrus, que fue el único paquidermo de toda la exposición carthaginesa que se plantó a las puertas de Roma para combatir su poder. En cuanto a la denominación 'Héryca', hace referencia a los héroes romanos y carthagineses de las guerras entre ambas civilizaciones. Me decidí por ese nombre porque la exposición presenta obras artísticas alusivas a la antigüedad en Cartagena, cuando se sucedió la dominación de los íberos, los carthagineses y los romanos.

- ¿Cuántas obras componen la exposición?

- Son 147, que abarcan todos los formatos y estilos que se pueda imaginar, desde la pintura, a la fotografía, la escultura y todo tipo de collages y combinaciones entre ellas. Van desde lo más simple, con pinturas de guerreros romanos, a lo más complejo, como una obra de Kraser, que incluye la utilización de espadas, cascos y petos. Es un proyecto conjunto hecho para ser presentado de esta manera. Incluso hay cerámica de estilo antiguo con los que completamos la exposición.

- ¿Como se le ocurrió todo esto?

- He hecho fotos de las fiestas durante años. Tengo un archivo inmenso de miles de imágenes y me he dado cuenta de las posibilidades que ofrecen y de lo poco que se ha hecho en algunos campos. Carthagineses y Romanos es un terreno virgen para las artes plástica, mientras que hay música compuesta y los actos son representaciones teatrales muy trabajadas

- ¿Como ha reunido a tantos artistas para que colaboren?

- Forman parte, como yo, del colectivo Art Nostrum, que ya ha trabajado juntos en otras iniciativas. Están los pintores Álvaro Peña, Marcos Amorós, Piedad Martínez Torres, Salvador Torres, Esteban Bernal, Jorge García Aznar, Luis Marino, Pérez Casanova, Rosana Sitcha y Torregar, junto con los escultores Belén Orta, Fernando Sáez de Elorrieta, Olga Rodríguez Pomares y el artista urbano Kraser. En realidad, mi idea inicial era llevar a cabo la exposición solo. Pero pronto me di cuenta de que me metía en algo que podía ser muy grande y mejor si contaba con ayuda.

- ¿Cómo se han coordinado para recrear las fiestas?

- Hemos recabado el consejo de la directora del Museo del Teatro Romano, Elena Ruiz Valderas, que nos ha ayudado a inspirarnos. A partir de esas referencias, cada artista ha hecho su propio interpretación de algunas de las principales piezas de la colección del museo. Es un homenaje al patrimonio y al legado artístico que hizo grande a esta ciudad hace dos mil años. Kraser, por ejemplo, ha utilizado elementos, como espadas y corazas en su obra. Además, la exposición no se queda solo en la visión de las obras. Tenemos previsto organizar talleres y sesiones magistrales, para que cada artista protagonice al menos una. Y durante el mes de octubre organizaremos una subasta benéfica de algunas obras a beneficio de organizaciones que ayude a niños víctimas de las guerras.

Fotos

Vídeos