La Verdad

Carthagineses y Romanos

Fiesta en el campamento hasta la madrugada

Fiesta en el campamento hasta la madrugada
/ PABLO SÁNCHEZ / AGM

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El campamento de la rambla de Benipila vivió anteanoche una de sus jornadas nocturnas más multitudinarias de las fiestas. Los acuartelamientos de Tropas y Legiones se llenaron desde las diez de la noche con festeros, vecinos e incluso muchos foráneos dispuestos a pasar una velada inolvidable. Las numerosas actividades en cada uno de los recintos animó una noche, que se alargó hasta bien entrada la mañana, en muchos casos. En el mercado de época, los comerciantes también vieron muchos clientes, como los feriantes que no pararon hasta la madrugada.