El candidato de MC declara que no es amigo de López ni trató la venta del Peninsular con él

El hotel Peninsular, en la calle Cuatro Santos.
El hotel Peninsular, en la calle Cuatro Santos. / Antonio Gil / AGM

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

El 'caso Peninsular', por el que está imputado por cuatro presuntos delitos de corrupción el exalcalde de Cartagena y exconcejal de Urbanismo e Infraestructuras José López, de MC, se reactivó ayer. Juan Carlos Martínez Ros, candidato de ese partido a edil en 2015 y copropietario del edificio de la calle Cuatro Santos comprado en diciembre por el Ayuntamiento por 500.000 euros, declaró como testigo en el Juzgado de Instrucción 5.

Según fuentes judiciales, ante el magistrado Ignacio Munítiz, Martínez aseguró no tener amistad con López ni haber tratado con él de la operación urbanística. Aunque el PP, como acusación particular, ha exhibido fotos donde se les ve abrazados tras los comicios, el testigo dijo que el partido lo forman muchas personas.

Sobre los trámites para la compraventa, que culminó tras ser reactivado un expediente de expropiación iniciado en 2005 por el PP, Martínez señaló que él solo fue a una reunión con el exjefe de Urbanismo, Jacinto Martínez. López dijo que estuvo allí minutos.

Uno de los dos parientes que citó el testigo es Francisco Juan Redondo Sánchez, su cuñado, copropietario de la finca y titular de una empresa que recibió frecuentes contratos sin publicidad de la Concejalía de Urbanismo, siendo López edil del área y alcalde. Este niega haber intervenido nunca en una modalidad donde se invita a tres empresas a presentar ofertas.

El PP denunció la rapidez de trámites como la tasación, falta de informes técnicos y un aparente uso de información privilegiada. El juez ve indicios de prevaricación, tráfico de influencias, malversación y negociaciones prohibidas.

Fotos

Vídeos