Canales del Taibilla reparará Sebastián Feringán para entregarla en 2018

La mediana de la avenida Sebastián Feringán acusa la falta de mantenimiento./J. M. Rodríguez / AGM
La mediana de la avenida Sebastián Feringán acusa la falta de mantenimiento. / J. M. Rodríguez / AGM

El presidente de la institución acepta hacer obras de mejora a cambio de que el Ayuntamiento se haga cargo de la calle, cuando acaben

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Han transcurrido más de tres años entre la preparación y la ejecución de un proyecto, que costó menos de la mitad de lo previsto y causó división de opiniones, y han pasados otros treinta meses, entre desacuerdos sobre quien debía quedarse con la calle resultante. Por fin, la Avenida Sebastián Feringán pasará a manos del Ayuntamiento, si nada se tuerce, a principios de 2018. El presidente de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, Adolfo Gallardo, y el segundo teniente de alcalde, Juan Pedro Torralba, han confirmado a 'La Verdad' la celebración de una reunión, en breve plazo, para pactar las condiciones para que sea de propiedad municipal.

La avenida fue objeto de una obra que duró once meses, entre 2014 y 2015. El objetivo de la Mancomunidad era excavar en el subsuelo y extraer las vetustas canalizaciones de gran tamaño del corredor que suministra agua de los depósitos de Tentegorra a infinidad de grandes consumidores, entre otros las empresas del Valle de Escombreras. Esas tuberías llevaban en funcionamiento más de 70 años y se habían quedado obsoletas. El acuerdo con el Ayuntamiento es que este organismo dependiente del Estado se encargaba también de rehacer la avenida, con importantes mejoras en los cruces y en determinados servicios (carril bici, una mediana ajardinada, nueva regulación semafórica y aceras en todo el trazado).

Septiembre de 2011
Canales del Taibilla y el Ayuntamiento negocian cómo renovar las canalizaciones y convertir después la calle en una avenida.
Octubre de 2013
Vía libre a licitar la obra por cinco millones. Problemas posteriores al expropiar una vivienda colindante retrasan su contratación.
Julio de 2014
La obra se contrata en 2, 17 millones, menos de la mitad del precio de licitación. El Ayuntamiento (PP) firma el convenio por el que acepta hacerse cargo del mantenimiento de la calle, tras la reforma.
Septiembre de 2014
Cambios en el proyecto, para hacer una rotonda inicialmente no prevista en el cruce con la N-332 hacia Molinos Marfagones y eliminar los semáforos.
Agosto de 2015
Después de trece meses, acaban los trabajos, ya con MC y PSOE al frente del Ayuntamiento.
Septiembre de 2015
El alcalde, José López, (MC), manifiesta por primera vez su rechazo a hacerse cargo de Sebastián Feringán, porque «incumple el acuerdo de reforma que se firmó, según los técnicos».
Octubre de 2015 y y febrero de 2016
El Ayuntamiento traslada oficialmente, por dos veces, sus quejas a Canales del Taibilla, que no aprecia deficiencias graves.
Noviembre de 2016
La negativa de López a aceptar la avenida reformada se mantiene y el PP le pide un pacto con la Mancomunidad para evitar que se deteriore.
Noviembre de 2017
El Ayuntamiento, ya con el PSOE en la alcaldía, prepara un acuerdo con mejoras pactadas en la obra, que asumirá Canales del Taibilla.

La obra, planificada entre 2011 y 2012, sufrió retrasos para expropiar una vivienda vieja. Fue licitada en cinco millones, pero la Mancomunidad consiguió a un contratista, Construcciones Sarrión S. L, que se brindó a hacerlo por menos de la mitad, 2,1. La obra comenzó en 2014 y el plan era tener en once meses una avenida moderna, con dos carriles de 3,5 metros por sentido, una mediana frondosamente ajardinada de 3 metros, aceras de 2,5 y carril bici de dos metros de anchura, en ambos sentidos. Además, se previó colocar alumbrado nuevo, mobiliario urbano, arbolado, semáforos y señalización. Las barreras arquitectónicas también iban a ser eliminadas.

Sin embargo, tras acabar los trabajos en verano de 2015, las deficiencias saltaban a la vista hasta para un lego en obra pública. El carril bici no era continuo, la calzada presentaba grietas, la mediana había sido recubierta por trocitos de lo que parecía ser material sobrante del resto de la obra y la rotonda del cruce con la N-332 seguía siendo pequeña. Asimismo, el alumbrado sufría apagones.

«El Ayuntamiento nunca se dirigió oficialmente a nosotros para comunicarnos los desperfectos que denunciaba en público. Los que han trascendido son relativamente sencillos de subsanar y no suponen ningún modificado de la obra principal», asegura un colaborador de Gallardo. «Aunque algunas de ellas, como el carril bici, se pactó con los técnicos municipales hace tres años», añade. «Pero nosotros no queremos hacer polémica, pondremos de nuestra parte para subsanar los problemas, siempre que se nos garantice que si lo hacemos, el Ayuntamiento se quedará la avenida», advirtió.

«Está hablado con el presidente. La alcaldesa, Ana Belén Castejón, lo acordara con él», aseguró Torralba.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos