«Calma tensa» en el Palacio

José López, Francisco Calderón, Juan Pedro Torralba y el secretario general del Pleno del Ayuntamiento, Bernardo Muñoz, charlando en la última sesión./Antonio Gil / AGM
José López, Francisco Calderón, Juan Pedro Torralba y el secretario general del Pleno del Ayuntamiento, Bernardo Muñoz, charlando en la última sesión. / Antonio Gil / AGM

Un precario acuerdo impulsa el trabajo y acalla los recelos mutuos en el Gobierno local. Un mes después de apartar a José López del Ejecutivo, los socialistas mantienen la advertencia de que serán «inflexibles» ante cualquier desplante

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

El alcalde en funciones, Juan Pedro Torralba, volverá a verse las caras, hoy lunes, con el exprimer edil y exvicealcalde, José López, ahora portavoz del Grupo Municipal MC, para dilucidar qué papel cumple este último en la coalición de ambos partidos, apoyada por Cartagena Sí Se Puede (Podemos). Negociar una respuesta para darla en el próximo Pleno, a petición del PP, puede acabar, según fuentes del Ejecutivo, con el mes de «calma tensa» transcurrido desde que López fue apartado del poder en el Ayuntamiento por la alcaldesa, Ana Belén Castejón, por «reiteradas deslealtades» hacia su gestión, en concreto por insinuar un presunto trato de favor a la empresa concesionaria del servicio de aguas, Hidrogea.

Días después de esa crisis, ella tuvo su segundo hijo e inició una baja maternal que abarcará todo este mes; y, desde entonces, él se ha dedicado a tareas que no han interferido en la relación con el PSOE. Pero en el seno de MC subsiste el sentimiento de haber sido agraviados y de que los socialistas quieren restarles protagonismo en sus competencias. Y en círculos gubernamentales del PSOE tampoco ocultan su desconfianza hacia sus socios.

«Esperamos que no haya nuevos desplantes, porque ha quedado claro que Castejón será inflexible», indicaron fuentes de la alcaldía. «Esto puede explotar antes de fin de año. Si no lo hace, podremos mantener la coalición durante doce meses más», añadieron en el gabinete local.

Los cartageneristas insisten en que su «lealtad» es con los ciudadanos, antes que con sus socios del Partido Socialista

La «lealtad» de MC es «con los cartageneros» antes que con el PSOE, responde el presidente de la formación cartagenerista y coordinador de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento, Jesús Giménez Gallo. Desde el 8 de septiembre, fecha en que fue apartado López, los cinco concejales de MC (el PSOE tiene seis) «siguen trabajando en las áreas que dirigen, con el mismo rigor y responsabilidad e idéntica voluntad de servicio público», aseveró Giménez.

Sin embargo, la sintonía con los socialistas no es la misma según el edil de que se trate. María José Soler, sustituta de López en Desarrollo Sostenible (Urbanismo e Infraestructuras), mantiene una fluida relación con Torralba, a juicio de este, porque antes trabajaba con él como edil delegada del área de Buen Gobierno (Descentralización y Transparencia). También en Isabel García aprecian los socialistas una gran dedicación al trabajo diario, en el área de Hacienda y Personal, que dirige Francisco Aznar (PSOE). Ambas ediles toman parte en la presentación de los presupuestos participativos, siempre con algún edil socialista, y nadie tiene queja de su papel. También el responsable de Calidad de Vida, Francisco Calderón (MC), se implica.

En la alcaldía prefieren destacar el compromiso de Soler, García y Calderón para mantener el acuerdo de gobierno para el periodo 2015-2019, pero hoy está previsto que salga a relucir una cuestión que, con vistas al Pleno, atañe directamente a López, apartado del área de Urbanismo. Además, para noviembre hay pendiente otro pulso, a cuenta de la rebaja del recibo del agua, con Castejón de vuelta en el Palacio Consistorial.

Las discrepancias sobre el puesto que ocupa el líder cartagenerista, al que su grupo considera «edil de gobierno», serán puestas a prueba por una pregunta del PP el próximo jueves. Todo tiene que ver con que el concejal aseguró en la anterior reunión de la corporación que él forma parte del Ejecutivo. Fuentes de la alcaldía negaron que eso sea así, y el Grupo Popular, dirigido por Francisco Espejo, quieren una aclaración.

Respecto a la modificación de las tarifas del agua, los técnicos calculan, por segunda vez, los costes del servicio para proponer nuevos precios. Durante sus últimos meses como alcalde y concejal de Servicios, López aseguró que mantendría la exigencia de una rebaja del 7%. Al sustituirle como primer edil, Ana Belén Castejón se mostró más pragmática, y abrió un diálogo con Hidrogea.

«Está claro que ese es el momento en el que puede haber más tensión», señalaron en el equipo socialista. No en vano, fueron las palabras de López en el Pleno sobre una supuesta negociación oculta de los socialistas con Hidrogea, en la marisquería de un edil del PSOE, las que precipitaron su salida.

En el último mes, ha sido en Deportes y en la Sociedad Municipal Casco Antiguo donde se le han visto más las costuras a la coalición. Los socialistas anunciaron, hace unos días, la financiación del nuevo césped del Estadio Cartagonova, estrenado ayer, con partidas del Área de Estrategia Económica, que controla Ana Belén Castejón. Y los cartageneristas presentaron, prácticamente a la vez, la apertura parcial del Palacio de Deportes, hace nueve días, para acoger un partido televisado de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Torralba presidió finalmente el encuentro, pese a las suspicacias iniciales sobre la representación institucional.

Para el regidor en funciones, no es que la relación con el edil de esta área, Ricardo Segado, sea mala, es que «no es necesaria, porque sus competencias y las del concejal delegado del PSOE, David Martínez, que lleva Educación, no tienen nada que ver». Pero a Segado se le notó descolocado en la comparecencia sobre el césped, a la que asistió Castejón pese a estar de baja maternal, y en la que participó la consejera de la Comunidad Autónoma Adela Martínez-Cachá. Además, pesa su completa afinidad con José López.

Sobre Casco Antiguo, el PSOE quiere disolver la empresa municipal, por su cuestionable viabilidad económica, lo cual supondría prescindir del gerente, Antonio García, ligado a MC. Y los cartageneristas defienden su continuidad.

El último choque en público fue, hace tres semanas, en Canteras, en la presentación de los presupuestos participativos. López discutió a voces con un anciano. Y Torralba, quien prefirió mirar hacia otro lado, lo explicó con el mismo espíritu con que encara el encuentro de hoy: «Es necesario que superemos esas cuestiones y gobernemos».

Baile de asesores, en los dos años de legislatura

Los vaivenes del Gobierno municipal han tenido reflejo en la nómina de asesores. Renuncias, errores de gestión e incluso una imputación judicial, ahora superada, motivaron los cambios. Diego Peñarrubia, gerente de la Agencia Local de Empleo, controlada por el PSOE, dimitió en 2016, tras perder 800.000 euros en ayudas regionales a formación para el empleo. El asesor de Patrimonio y exconcejal de MC, Luis Carlos García Conesa, dejó sus atribuciones, tras organizar un acto público con un falso representante del Movimiento Europeo. Y Cayetano Tornel renunció como coordinador de Personal, por incompatibilidad con la presentación de su hijo a unas oposiciones de funcionario. Manuel Nicolás protagonizó hace un mes la salida más sonada, al dimitir como jefe de Infraestructuras, por una supuesta «falta de confianza» de Castejón, tras la destitución de José López. El cese de Antonio García como gerente de la fundación Oficina de Congresos, bajo control de MC, es inminente. Seguirá, por ahora, al frente de Casco Antiguo. Y Jacinto Martínez Moncada, suspendido hace nueve meses en sus funciones de coordinador de Urbanismo tras ser procesado por presunta prevaricación administrativa, y recién absuelto por un juez local (la Fiscalía recurrirá la sentencia) será repuesto en su cargo, si lo solicita, según fuentes de MC. Ahora es jefe del Área de Urbanismo.

Más

Fotos

Vídeos