El californio Ángel Julio Huertas pregonará la próxima Semana Santa

Ángel Julio Huertas./Antonio Gil / AGM
Ángel Julio Huertas. / Antonio Gil / AGM

«Cuando me lo han comunicado, me he visto en la calle Mayor de niño viendo las procesiones con mis abuelos», dice el médico alergólogo

RUBÉN SERRANOCartagena

Se llama Ángel Julio Huertas Amorós, tiene 61 años y ayer por la tarde, antes de las ocho, recibió una llamada de la alcaldesa, Ana Belén Castejón: le comunicó que va a ser el pregonero de la Semana Santa de 2018, a propuesta de los cuatro hermanos mayores de las cofradías penitenciales. «Es una alegría muy grande, pero también una responsabilidad. Es lo mejor que me podía pasar», dijo sonriente a 'La Verdad' este médico alergólogo de profesión, que es mayordomo de Arte de la Cofradía California -también es licenciado en Historia del Arte-.

El momento de su elección será «inolvidable» para Huertas, pues, desde niño, seguía las procesiones con sus abuelos y, nada más cumplir los 12 años, desfiló por primera vez como penitente infantil con San Pedro Apóstol. «Cuando me han dicho que voy a ser el pregonero, los primeros recuerdos que se me han venido a la cabeza fueron esos, viendo las procesiones con mis abuelos en la calle Mayor. No entiendo mi vida sin ser procesionista. Lo más ajeno que me esperaba hoy [ayer para el lector] era meterme en este lío. Estoy realmente contento», aseguró emocionado, en la puerta de la iglesia de Santa María de Gracia. Allí acudió poco después, en acción de gracias, tras terminar el ensayo de una ponencia que ofrece esta tarde en el Congreso de Cofradías. «Me pilló completamente por sorpresa, es algo que no te esperas y que te honra y te hace sentir orgulloso», apuntó.

El pregón está previsto que se celebre el sábado posterior al Miércoles de Ceniza, el día 17 de febrero a las 20 horas, en el Auditorio El Batel, según indicaron fuentes municipales. Aunque la fecha queda aún lejos, Huertas tiene claro qué mensaje trasladará a los cartageneros: «Procuraré no defraudar a aquellas personas que han puesto su confianza en mí. No será fácil, pues hay que mezclar las emociones con la tradición y el arte. Hay muchas emociones que no podemos racionalizar, y ahí contaré mis inicios, los de un niño, en Semana Santa».

Fotos

Vídeos