Los brotes verdes ya crecen en Cabezo Beaza

Vista panorámica del polígono Cabezo Beaza, donde se ve la rotonda de acceso a la autovía A-30. / reportaje fotográfico: J. m. Rodríguez / agm
Vista panorámica del polígono Cabezo Beaza, donde se ve la rotonda de acceso a la autovía A-30. / reportaje fotográfico: J. m. Rodríguez / agm

El polígono supera ya las 600 empresas, una cifra similar a la que había antes de la crisis, al crecer un 12% el número de negocios en los últimos tres años. La clave es la apertura de firmas relacionadas con el sector servicios

ANTONIO LÓPEZ

Bares, tiendas de muebles, una parafarmacia con venta on-line, una sala de saltos y piruetas, un almacén de efectos navales, otro de puertas y ventanas, uno de venta de productos de pirotecnia y un bazar chino son algunos de los negocios que se han instalado en Cabezo Beaza, un polígono industrial reconvertido en los últimos años en uno de servicios. Lejos quedan los años en los que los cierres de empresas eran casi semanales y en los que la apatía se había instalado entre los empresarios de la zona. También los de auténtico parón, en los que los carteles de «Se alquila» y «Se vende» colgaban de las fachadas de gran parte de las naves. Ahora, la situación ha cambiado y los brotes verdes comienzan a crecer. Según los datos de la Asociación de Empresarios de Cabezo Beaza (Aecab), en el año 2014 había 530 empresas y ahora ya hay inscritas en sus listados más de 600. La cifra Es similar a la que había antes de la crisis económica que azotó de manera virulenta a Cartagena, destaca el el presidente del colectivo empresarial, Francisco Bernal.

A estas mercantiles se suman otras doscientas en la zona que incluye Parque Mediterráneo y el centro comercial, donde solo en los últimos seis meses se ha instalado otra decena, aproximadamente. También hay que incluir las que se crean cada año en el Centro Europeo de Empresas de Innovación de Cartagena (Ceeic), un vivero de empresa del Instituto de Fomento (Info) de la Región de Murcia. En este caso, en 2017 fueron 51 los negocios puestos en marcha, la mayoría de ellos relacionados con el uso y la aplicación de las nuevas tecnologías. Gracias a ellos se han creado 71 puestos de trabajo, según los datos ofrecidos por el Info. En ambos casos, estas nuevas firmas quedan fuera de las estadísticas de la Aecab.

530
empresas había en 2014, el año en el que el polígono pasó una de sus peores crisis.
empresas hay ahora inscritas en la asociación de empresarios
Apenas quedan naves vacías.
51
nuevos negocios arrrancaron el año pasado en el Centro Europeo de Empresas de Innovación de Cartagena.
5.000
trabajadores mueve a diario en el polígono, sin contar los de Parque Mediterráneo.

Este incremento ha hecho que el polígono ya esté al cien por cien de su ocupación. Solo queda sitio para pequeños negocios en los centros de empresas que existen junto al Hotel Posadas de España, el Cartagena Plaza, y junto al concesionario de Toyota, en la Torre Beaza. El resto de naves están ocupadas prácticamente en su totalidad, según los datos de la asociación empresarial. Tan solo quedan libres una pocas parcelas difíciles de urbanizar y muy poco apetecibles para los inversores.

La posible ampliación de la zona pasa por el desarrollo urbanístico de una cuarta fase, que parada hace una década Este mes abre The Boss Jumps, una nave con piscinas de goma espuma, rocódromo y 70 camas elásticas

Para ganar terreno

La única forma de crecer que le queda al polígono y, de paso, de ganar terreno sería proyectando la cuarta fase, unos terrenos ubicados junto a la carretera autonómica F-35 (Cartagena- La Aparecida), a la altura de la subestación transformadora de Iberdrola y el depósito de agua de la Mancomunidad de Canales del Taibilla. Abarcan hasta la zona comercial de Parque Mediterráneo. Pero este proyecto está paralizado desde hace cerca de una década. Según el presidente de Aecab, continúa en la misma situación.

Una de las últimas firmas en llegar ha sido la Parafarmacia Dosfarma, que está ubicada en la calle Bucarest. Comenzó con tres o cuatro trabajadores y ya tiene una treintena, según una de las portavoces de la empresa, Maite Ortín. «El negocio va más alláde la parafarmacia tradicional, puesto que, prácticamente, todo se vende a través de internet. Nos instalamos aquí porque necesitamos una gran superficie, por los 20.000 productos que tenemos en cartera», explicó.

De origen italiano

En la calle Luxemburgo también han montado un almacén de efectos navales. Está ubicado junto a las naves de Mecánicas Bolea y el edificio del Ceeic. Frente a este vivero de empresas estará próximamente, en junio, una estación ITV, en los antiguos almacenes de Suministros Industriales Morata. El que también recalará muy cerca de allí pronto es Joaquín Yamaha, que trasladará su sede de Torreciega hasta una nave que hay frente al concesionario de BMW, en la Avenida Tito Dido.

Cerca de allí, en la Avenida Bruselas, se ha instalado la empresa de origen italiano Dierrer Hispánica, un almacén de puertas, ventanas y persianas diseñadas con un estilo propio. Un poco más lejos de allí, Piroalba abrió en la calle Bratislava hace poco, junto a la gasolinera de la Avenida Bruselas. La fachada, muy colorida, llama la atención. En este caso se trata de un traslado de las instalaciones, ya que hasta hace poco estaba en la carretera de Torreciega, junto a Grúas Polisol.

De la misma forma, a la oferta del polígono se suma Kumuka crossfit, que aplica un programa de entrenamiento cuyo objetivo es desarrollar todas y cada una de las áreas físicas del cuerpo. De otro sector es la tienda anticrisis de muebles ubicada en la calle Riga, El Castor. En ese mismo local había otro comercio de similares características.

Muy cerca de allí, pero ya en la zona comercial, están desde hace poco tiempo dos grandes almacenes de muebles, entre ellos, Tuco. Asimismo, uno de los negocios innovadores que comenzará su andadura este mismo mes de abril será The Boss Jump. Lo hará la calle Belgrado, en una nave de 1.300 metros cuadrados.

Se trata de una sala para pasárselo en grande, gracias a la oferta de setenta camas elásticas interconectadas y de distintos tamaños para practicar saltos y piruetas, sin preocuparse de sufrir lesiones. Está equipada con una piscina gigante de esponja, una tirolina, un circuito de Ninja Warrior y un rocódromo donde poder practicar escalada en pequeñas paredes.

«Está pensado para niños y adultos, y especialmente diseñado para que cualquier se lo pase en grande saltando, haciendo piruetas y aprendiendo a hacer volteretas con profesionales», explicó el dueño, Manuel Ros. Este empresario ultima los preparativos para abrirlo a lo largo del mes de abril.

Un asadero de pollos

También recalará a medio plazo en el polígono la empresa El Pollo Dorado, que abrirá un asadero, para preparar comidas para llevar. También dará la oportunidad de comer en un salón. Según fuentes de la empresa, se trata de un proyecto aún en una fase de inicio. Estará ubicado en la calle Bucarest, junto a Pinturas Britz. Al centro empresarial Cartagena Plaza llegó el pasado año una de las empresas con más proyección del municipio y de la comarca: Odilo. Se trata de una compañía líder en contenidos digitales, como servicios para bibliotecas, organizaciones públicas, universidades, empresas y centros educativos.

Abandonó su sede del barrio de la Concepción por un lugar más amplio, para hacer frente a sus compromisos empresariales. El último fue el conseguido con Ingram, una empresa americana líder en distribución de contenidos. Así, los clientes de la cartagenera tendrán acceso a los más de 1,4 millones de contenidos digitales que ofrece en más de 290 idiomas. Además, 60 revistas y 35 periódicos en español se incorporarán en los próximos meses a su amplio catálogo. Ya trabaja en una decena de países.

La reducción del número de parados tiene tiene mucho que ver con la reactivación del polígono. Los empresarios coinciden en que la mayor parte de los que abandonaron las listas del antiguo Inem encontraron un puesto de trabajo en las empresas de Cabezo Beaza. Los industriales de la zona calculan que sin contar los puestos de trabajo del complejo Parque Mediterráneo, esta área da empleo a más de cinco mil personas, aproximadamente.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos