La Beaza's Cup toma el Mar Menor

Foto de grupo de los empresarios participantes, con la alcaldesa, Ana Belén Castejón, que participó en el almuerzo.
Foto de grupo de los empresarios participantes, con la alcaldesa, Ana Belén Castejón, que participó en el almuerzo. / LV

TOMÁS MARTÍNEZ PAGÁNCartagena

Van ya doce años en que la junta directiva de la Asociación de Empresarios de Cabezo Beaza (Aecab) celebra una singular competición que ya se ha convertido en un clásico estival; y cada vez se superaran en organización, detalles, recorrido y en gastronomía y su exquisito e innovador 'mundo del hielo' en navegación por nuestro Mar Menor que, según los entendidos y gracias a Dios, está en continua mejora, tanto en color de sus aguas, transparencia y calidad, manteniendo así su singularidad en playas, puertos e islas.

A propósito del Mar Menor: en la tertulia previa a la comida que organizaron en el cada día mejor conservado Club Náutico Dos Mares, gracias a su presidente, Domingo Galindo, y su junta directiva, me comentaron que una multinacional americana cuyo ejecutivo se encuentra en nuestra ciudad estudia la viabilidad de poner en el mercado europeo un torneo internacional de fútbol que se llamaría Torneo Mar Menor, muy similar al ya desaparecido Bahía de Cartagena, que se celebraba en la Trimilenaria y que retransmitía Antena 3, y en el que jugaron equipos de la talla del Real Madrid, Ajax, Bayern, Barcelona... Seguro que muchos todavía recuerdan cómo se llenaba el estadio hasta la bandera.

Dicha multinacional estudia ponerlo en marcha para enero del 2018. Con ello pretende fomentar, promocionar e impulsar el turismo internacional de la zona en países con una alta renta per cápita, atrayendo hacia el destino un turismo de calidad y con una alta capacidad adquisitiva. De igual forma, se trata de difundir aquellos valores que, como potencial turístico ahora en entredicho, tiene el Mar Menor en particular y la Región en general.

El encuentro estival de los empresarios de la junta del polígono Cabezo Beaza es ya un clásico en La Manga

Y es que el fútbol mueve masas. A nivel internacional es el evento social con mayor proyección y que mayor número de desplazamientos turísticos conlleva. La idea de este grupo es aprovechar la tirada mediática y el flujo de movimiento turístico de equipos de la primera división de capitales europeas y canalizarlo hacia la promoción turística y de inversión para nuestra Región, idea que puede ser un revulsivo para nuestra costa. Confiemos en que una idea así cuente con el apoyo institucional y empresarial de primer nivel, a ver si así pudiésemos celebrarlo en el próximo año.

Pero volviendo a Beaza's Cup, el coordinador del evento, Óscar García Berbois, preparó un aperitivo al estilo marinero bajo los porches del Club; mientras, Antonio Cabezos entregaba la indumentaria a todos los invitados, camisetas blancas con su anagrama conmemorativo y gorra a juego con los escudos correspondientes. Una vez todos uniformados, pudimos disfrutar ya del extraordinario servicio de camareros que comenzaron a servir un buen vino blanco Verdejo, en su punto justo de temperatura, y quintos fríos hasta decir basta, que venían al pelo con el fuerte calor. Acompañando a las bebidas, patatas chips artesanas, perfectas de fritura, sin mucho aceite; aceitunas, almendras marconas y buena mojama.

La alcaldesa, en el almuerzo

Estuvimos disfrutando del estupendo aperitivo hasta la llegada de la primera autoridad municipal, Ana Belén Castejón, quien no se quiso perder el evento tras la reciente toma de posesión de su cargo, acompañada por Manuel Mora, director de ADLE. Como cada año, por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, se incorporaron el capitán de la Guardia Civil y el teniente de Tráfico, muy vinculados al Polígono desde su fundación. Fue entonces cuando ya pasamos a la mesa, donde el jefe de cocina nos sorprendió con una ensalada de salazones abundante y de calidad, elaborada con tomates raff, alcaparras, aceitunas, anchoas, ventresca y mojama, con un exquisito aceite de primera prensa de la almazara del vicepresidente del Club, Isidro Giménez.

Para continuar, unas marineras de categoría superior, con abundante ensaladilla sobre la que habían depositado con esmero una anchoa 'triple O' depilada que estaba tan rica como la ensaladilla. Seguidamente, un surtido de croquetas a cuál de ellas mejor, tanto por el rebozado como por el contenido, y en su justo punto de aceite y temperatura. Y si hasta ahí todo había ido bien, el siguiente plato lo bordó: una fritura de boquerón mediano, cazón en adobo y calamar a la andaluza, todo ello con producto fresco frito en aceite limpio y servido a la temperatura exacta. Y todo ello regado por el Verdejo en su punto de frío, sin dejar que las copas se queden nunca vacías. Repito, un gran servicio de camareros, jóvenes pero con gran experiencia. Para terminar, carne o pescado a gusto del consumidor; yo me decanté por un bacalao con muselina de ajo, espárragos y alcachofas, un plato muy elaborado que estaba para chuparse los dedos. Y de postre, un surtido de tartas y helados que también fue muy elogiado por todos los golosos allí reunidos.

Hasta el café final era bueno, aunque no fuese de Cafés Bernal, propiedad del presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono, ni tampoco de Cafés Cavite, 'Quien los prueba, repite'. Fue entonces cuando llegaron las palabras de agradecimiento al presidente el Club por ceder sus instalaciones para el evento, y a la alcaldesa e invitados por su asistencia. Y antes de embarcar para recorrer nuestro Mar Menor, la alcaldesa, en sus palabras de despedida, se ofreció para colaborar con Aecab, como el mayor colectivo empresarial de la comarca.

Los empresarios dispusieron varios barcos para hacer la travesía. El 'Jaso III' de Gómez-Vizcaíno, el 'Carry' de Domingo Galindo y el velero 'Maribe IV' de Óscar García Berbois. En ellos disfrutamos del mundo del hielo con marcas premiun de distintos productos, como los que aportó Vinorea, la empresa del Grupo Andrés Mora Distribuciones que comercializa sus productos a escala internacional por internet. Todas las embarcaciones recalaron en la Isla del Barón, donde el personal pudo disfrutar de un baño exquisito en las cristalinas aguas que la rodean, mientras daban buena cuenta de sus copas y departían en amena tertulia de todos los sectores: política, empresa, proyectos, fútbol, nuevos locales gastronómicos en la costa, etc...

Finalmente, atracamos de nuevo en el Club y terminamos la jornada con los típicos huevos fritos con puntilla y patatas fritas caseras con pan de campo para sopar. Y para culminar ese día empresarialmente completo, la inauguración de Macondo, un nuevo chiringuito en la Cala del Turco, pero de eso ya hablaremos otro día, que así lo merece este singular rincón a dos alturas y con estupenda cocina. Y ya de recogida en Cabo Palos, no nos pudimos resistir a la invitación de Carlos para probar el helado de asiático, la última gran evolución, casi revolución, del asiático: una exquisita crema helada, con todos los ingredientes de nuestro autóctono café, con el sabor y propiedades del asiático original.

Si este avance es posible es gracias a la empresa José Díaz, fabricante de su copa característica y que le da su seña de identidad, y que ahora también fabrica en poliestireno alimentario, ofreciéndole la posibilidad a chefs y heladeros de comercializarlos sin la necesidad de que el cliente la devuelva. Y así finalizada la jornada, con las magníficas vistas que se disfrutan en el Paseo de la Barra, en la Heladería Busquets, nos paramos a degustar este nuevo helado al que todos dimos una alta valoración. Una apuesta cartagenera que ya se puede saborear calentita en invierno y en verano como helado.

Y termino con un consejo del que todos debiéramos tomar buena nota: «Un padre le dijo a su hijo: ten cuidado por donde caminas. El hijo le respondió: ten cuidado tú, recuerda que yo sigo tus pasos».

Fotos

Vídeos