El Beal retrocede al Pleistoceno

El mural de un simio, en un solar del Llano del Beal./Pablo Sánchez / AGM
El mural de un simio, en un solar del Llano del Beal. / Pablo Sánchez / AGM

El Ayuntamiento promociona la Cueva Victoria con ocho murales de animales cuyos restos se hallaron en este yacimiento

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Hienas, mamuts, tigres con dientes de sable, primates... Pasear a partir de ahora por las calles de El Beal, Estrecho de San Ginés y Llano del Beal será como haber retrocedido en el tiempo. Concretamente, 2,59 millones de años, el periodo en el que da comienzo el Pleistoceno. Fue en esa época cuando algunos de estos mamíferos buscaban cobijo en las laderas de San Ginés de la Jara, y sobre todo en las madrigueras de la Cueva Victoria, el yacimiento arqueológico próximo al Mar Menor y a Sierra Minera. El Ayuntamiento de Cartagena se ha propuesto promocionarlo a través de murales artísticos, en una especie de museo al aire libre en el que se expone la fauna que una vez se asentó allí.

En la diputación de El Beal y en sus tres núcleos urbanos más representativos, diferentes compañías artísticas han elaborado murales de hasta 45 metros lineales, que plasman la fauna y la vegetación del Pleistoceno. Para ello, los vecinos de estos pueblos han cedido espacios públicos, como el local social y el campo de fútbol de la Deportiva Minera, en Llano del Beal. «La intención es dar promoción al proyecto y que, a la par, los pueblos puedan integrarse, y ganar más visitantes. Al margen de unos años, el objetivo es que El Beal, Estrecho de San Ginés y Llano del Beal estén integrados», explicó un portavoz municipal, a preguntas de 'La Verdad'.

Esta campaña de promoción ha sido impulsada por las concejalías de Patrimonio y Juventud, y más concretamente por la iniciativa municipal 'UrbanCT', destinada a los jóvenes seguidores del rap, el grafiti o el 'break dance', entre otras disciplinas.

Las ocho pinturas están distribuidas por las principales vías de acceso a los pueblos, como la carretera regional RM-F36, las calles Mayor y Vía y bajo el puente de entrada a Llano del Beal, donde hay un paisaje paleontológico con el cráneo de un mamut en primer plano.

Una de las obras más destacadas tiene la firma de José Luis Martínez, más conocido artísticamente como Goyo203. Este joven ya ilustró el mural del marbellí Pablo Ráez en el instituto Isaac Peral, y el pasado fin de semana, con la ayuda de otras tres personas, plasmó en una pared la imagen del Mar Menor en el Pleistoceno. «No hay edificios, lógicamente, y durante tres días utilizamos pintura azul, sobre todo, y acrílicos, que secan rápido. Hemos incluido montañas y rocas, vistas desde la mirada de una hiena. Es un atractivo para lograr que haya visitas guiadas», explicó.

El sábado 16, el cartagenero Kraser, residente en Milán, pintará un mural al aire libre, en la calle Progreso, junto a la residencia de la tercera de edad. Después, habrá un concierto del grupo de hip hop Bushido Records en la calle Segismundo Moret.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos