La Azohía tendrá un nuevo local social, Miranda una zona de ocio y El Algar un aula de estudio

Los concejales votan una de las mociones aprobadas ayer por unanimidad./P. S. / AGM
Los concejales votan una de las mociones aprobadas ayer por unanimidad. / P. S. / AGM

El Pleno aprueba mejorar la Vía Verde de Barrio Peral y crear un grupo de técnicos y vecinos para controlar los contratos públicos municipales

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Pocas veces se ve en el Pleno del Ayuntamiento de Cartagena tantos acuerdos aprobados en un solo día. En el de ayer, salieron adelante 40 iniciativas presentadas por PP, PSOE, MC, Ciudadanos y Cartagena Sí Se Puede. Solo dos cayeron en saco roto. Entre las aprobadas, presentadas por el PP, está la construcción de un nuevo local social en La Azohía, cuyo gasto será sufragado con el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Leader), al igual que la mejora del Museo Etnográfico de los Puertos de Santa Bárbara.

Por su parte, Miranda, de donde llegó una representación vecinal para asistir a la sesión, tendrá una zona de ocio y unas mejores comunicaciones, gracias a dos mociones presentadas por Ciudadanos. En este sentido, se aprobó redactar un convenio de cesión de terrenos con los propietarios de la finca ubicada en la calle Vicente Medina de ese núcleo poblacional, a la altura de la intersección con la calle Fray Luis de León, para ampliar la calzada.

Los vecinos de El Algar también se vieron reflejados ayer en el Ayuntamiento con otra propuesta de Ciudadanos, para la construcción de un aula de estudio para los jóvenes, que llevan pidiendo desde marzo del año pasado.

Harán arreglos en el Museo Etnográfico de los Puertos con fondos europeos Leader

Plan Integral

También salió adelante la moción de Cartagena Sí Se Puede por la que el Gobierno municipal iniciará los estudios de un Plan Integral de adecuación de la Vía Verde que atraviesa Barrio Peral, la barriada Virgen de la Caridad y Torreciega. Se prevé un arreglo del pavimento y su ampliación por la Avenida de Víctor Beltrí hasta la zona de Mandarache. Para salvar esta carretera tan transitada se planteó la construcción de un puente peatonal o habilitar un paso con semáforos. La idea, según explicó la portavoz de esta formación, Pilar Marcos, es que este gasto se vea reflejado ya en los presupuestos del año que viene.

Las pistas de bolos cartageneros, ubicadas también en ese barrio, enfrentaron a la alcaldesa, Ana Belén Castejón, y a la concejal de Desarrollo Sostenible (MC), María José Soler. Castejón quiso zanjar las dudas de por qué impidió comprar hace unos días, por 275.000 euros, los terrenos donde se encuentran esas pistas, a propuesta de la edil Soler. La regidora argumentó que se trató de una «decisión política» basada en los informes técnicos y que le parecía desorbitado gastar semejante cantidad, cuando el barrio necesita inversiones importantes para mejorar sus infraestructuras.

Castejón también tuvo un encontronazo con Pilar Marcos, que realizó trece preguntas relacionadas con la ampliación del contrato de agua con Hidrogea, la empresa concesionaria del servicio. Marcos pidió los informes en los que se había basado el Gobierno local durante el mandato de Pilar Barreiro.

Grupo de trabajo

Los miembros de la Corporación también autorizaron la creación de un grupo de trabajo de carácter consultivo denominado Observatorio de Contratación del Ayuntamiento de Cartagena (OCAC). De él formaría parte, además de todos los grupos políticos, los técnicos responsables de los servicios municipales contratados, así como representantes de los agentes sociales, vecinales y usuarios del municipio, de las secciones sindicales de las empresas municipales o concesionarias y de la Junta de Personal del Ayuntamiento. Su objetivo sería, dijo Pilar Marcos, «controlar y hacer seguimiento a los contratos municipales», y puso como ejemplo el de Hidrogea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos