Aznar dice que es «imposible» evitar la presencia de menores

Botelleo en Antiguones, en la Semana Santa de 2016. / P. S. / AGM

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

El concejal de Seguridad Ciudadana, Francisco Aznar, aseguró ayer que el dispositivo de seguridad con motivo de Carthagineses y Romanos funcionó de manera eficaz, tanto en el campamento como en la zona exterior de botelleo, pues los incidentes fueron «mínimos». A su juicio, la «tranquilidad» con que se vivieron las fiestas, «en comparación con otras grandes ciudades», indican que no hay escasez de agentes.

Aznar añadió que los dispositivos para cada evento son fruto de un análisis concreto por parte de la Policía Local, la Policía Nacional y la Guardia Civil, en el marco de la Junta de Gobierno Local. Todo está, por lo tanto, sometido a eventuales «revisiones» para mejorar. Además, destacó que el Ayuntamiento mantendrá en Halloween y Navidad la «vigilancia especial» para evitar concentraciones multitudinarias en zonas habitadas, en particular en áreas del casco histórico como la explanada de Antiguones y el Molinete.

Halloween y Navidad

El edil señaló que para la Policía Local «resulta imposible impedir la concentración de menores de edad, porque no puede ir uno por uno pidiendo el DNI». En todo caso, reclamó la colaboración de los padres con hijos menores, para que estos no vayan a los botelleos. «Es un problema de educación», señaló Aznar.

El concejal de Festejos y alcalde en funciones, Juan Pedro Torralba, recordó que el Gobierno local descartó en marzo la creación de un botellódromo u ociódromo, en la zona de Benipila, por las dificultades para garantizar la seguridad.

Fotos

Vídeos