Asepucar recibe respuesta negativa a su recurso que pide la nulidad del contrato del agua

E. R. K.CARTAGENA

La Asociación de Defensa de los Servicios Públicos de Cartagena (Asepucar) obtuvo ayer en el Palacio Consistorial el informe jurídico municipal que descarta la nulidad del contrato del servicio municipal de agua que liga al Ayuntamiento con Hidrogea hasta 2042. Juan Miguel Margalef, portavoz de esta asociación, recibió la contestación de manos de la alcaldesa, Ana Belén Castejón, del PSOE. Así cumplió con la promesa realizada en enero y entregó el escrito con las explicaciones que no dieron sus antecesores Pilar Barreiro (PP) y José López (MC) a un recurso ciudadano interpuesto en 2004.

El representante de Asepucar indicó que el escrito rechaza su pretensión de que la prórroga de 25 años, que comenzó en diciembre del año pasado, sea «nula de pleno derecho» por las presuntas irregularidades que estas personas denunciaron en la forma en que fue aprobada, en 2004 y en la prestación del servicio. «Dice que es anulable, pero no nula», subrayó. Denunciar el contrato por los supuestos incumplimientos que subraya Asepucar, supondría arriesgar unos 20 millones de euros de fondos municipales ante una probable reclamación judicial de Hidrogea, según la estimación que los técnicos municipales han hecho para Castejón.

Asepucar estudiará el documento para ver si puede ir a los tribunales. Pero Margalef considera necesarios dos documentos más, de la Intervención Municipal y de la Secretaria de Pleno, y probablemente una resolución del Pleno de la Corporación, para dar por contestada su reclamación.

Las obras supuestamente incluidas por duplicado en los gastos, los acuerdos de mantenimiento con Esamur que multiplicaron por cinco la facturación de la mercantil de forma presuntamente indebida y la facturación por encima de los costes del servicio, que pudieron preverse en 2012, son incumplimientos que cita Asepucar para pedir la nulidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos