Arko, obediencia, rastreo y defensa

Oscar Marin, el perro Arko y los trofeos conseguidos en el Campeonato de España / CEDIDA O. MARÍN
Oscar Marin, el perro Arko y los trofeos conseguidos en el Campeonato de España / CEDIDA O. MARÍN

En la actualidad, Óscar dirige su propio club de adiestramiento, enfocado a la alta competición, Mastia WD

TOMÁS MARTÍNEZ PAGÁN

Recientemente asistí a una extraordinaria conferencia sobre la felicidad y la productividad, en la que el ponente desarrolló la idea de que «una empresa con trabajadores felices puede aumentar su productividad hasta un 31%». Esta idea está basada en el concepto de la felicidad productiva, de la escritora María Jesús Álava Reyes, incluida en el top 100 de las mujeres líderes en España en 2012 y gran experta en recursos humanos, quien afirma que «la felicidad es la que provoca el éxito y no al revés».

Comentaba el ponente que el impacto que tiene una persona alegre, vital, feliz, y motivante en un equipo es fantástico, ya que generalmente, busca soluciones creativas y resistentes a la frustración. Su impacto en la productividad de la empresa es enorme. No hay salario que pueda pagar el sufrimiento de una persona y la mejor inversión de cualquier empresa es la búsqueda de la felicidad de sus trabajadores.

Compartí conferencia con mi amigo Óscar Marín, al que invité a tomar una degustación de rosquitas, que para disfrutarlas debes tomar dos manitas, o lo que es lo mismo, diez unidades. Óscar, sintiendo curiosidad por la propuesta, aceptó y ambos nos encaminamos a El Candil, en la Alameda, donde Ramón y Loli se desviven por sus clientes. Nada más arribar, nos descorcharon un Ramón Bilbao, con sus aceitunas y patatas chips, mientras llegaba la selección de Rosquitas del Candil.

Óscar Marín dirige su club de adiestramiento de perros, con los que ha conseguido éxitos en campeonatos nacionales

Sobre una rosca de diseño, con su refuerzo interno en diagonal, nos tomamos las siguientes rosquitas: Bicicleta, Marinera, Marinero, Efesé, Cartagenera, Noruega, Cántabra, Gallega, Asturiana y Extremeña, cada una de ellas con sus ingredientes especiales. Por ejemplo, ensaladilla rusa con jamón, sobrasada con queso rallado, crema de queso con salmón, atún con mayonesa y tres mejillones, queso roquefort con anchoa, ensaladilla rusa con boquerón... ¡A cuál de ellas mejor combinada y sabrosa! Vamos, un festín a un coste asumible (1,50 € cada rosquilla). Acompañándolas de un gran vino como nosotros hicimos, el capricho salió por 16 € por barba, incluidos café y chupitos a 'pajera abierta'. Un diez para El Candil.

Cuando estábamos terminando, llegó Emilio 'El Ilustrado', que le pidió a Ramón 'alfalfa', una mezcla hecha con moscatel y menta. En su léxico local Emilio nos dijo que estaba 'ambuno', o lo que es lo mismo, enfadado, porque siempre le toca a él 'arriar el magre', que viene a ser lo mismo que pagar la cuenta, pues la peña con la que habitualmente sale se ha 'arregostao' y se han aficionado a lo bueno: comer y beber a coste cero.

Durante la tertulia, Óscar se deshizo en elogios sobre su perro, Arko, y nos habló del IPO, un deporte que practica y del que tiene el orgullo de haber sido dos veces subcampeón de España y de haber representado a nuestro país en tres campeonatos del mundo; uno de ellos en Alemania, país del que es originario este deporte y en el que existe muchísima afición. Se trata de una competición canina que consta de tres disciplinas: rastreo, obediencia y protección, en cada una de las cuales se parte con 100 puntos y se van restando por fallos de ejecución, siendo muy importante en todo momento la actitud del perro, ya que siempre se vela por su bienestar, castigándose fuertemente cualquier signo de presión en el adiestramiento.

Óscar nos contó orgulloso los éxitos obtenidos a lo largo de toda su trayectoria; y lo que es más difícil, con perros diferentes. Han sido momentos irrepetibles, como la mejor Protección en dos campeonatos de España o el mejor Rastro en otro Campeonato de España. Gracias a ellos, al echar la vista atrás das por bueno los malos momentos que has pasado entrenando, los madrugones, los kilómetros recorridos... Todo el sacrificio realizado, al final se ve recompensado por los logros.

En la actualidad, Óscar dirige su propio club de adiestramiento, enfocado a la alta competición, Mastia WD. Son cinco integrantes, de los cuales tres han competido este año a nivel nacional, habiendo conseguido ser campeones de España de rastreo y subcampeones de España según la Sociedad Española de Criadores de Pastor Alemán (Secpa). Óscar, que lleva practicando este deporte 22 años, nos explicó que el objetivo principal del mismo es la selección de los mejores perros para su utilización en diferentes labores: detectores de explosivos, drogas, perros de protección, perros de rescate... La selección se centra en las cualidades psíquicas de cada animal, su valor, su capacidad de aprendizaje, su destreza o su salud física, lo que propicia que muchos de esos perros sean utilizados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Aparte de toda la explicación técnica, Óscar nos hablaba emocionado los distintos perros, todos ellos de raza pastor alemán, con los que ha competido: Queen, Danko y Hill. Y actualmente con Xester, que trajo importado de Dinamarca y en que tiene depositadas muchísimas ilusiones. Una vez más, me sorprendo al comprobar cuántos cartageneros hay llevando el nombre de la Trimilenaria por España y por el mundo ¡Y nosotros, sin enterarnos! ¿Por qué será?

Acabo con una frase de la célebre pintora Frida Kahlo, que tiene mucho que ver con el comienzo de este artículo: «Ser feliz es una decisión que hay que tomar todos los días, que no depende de las condiciones de vida que uno tenga, sino de la actitud con la cual enfrenta los problemas. La felicidad es eso: decidir ser feliz». Decídanse a probarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos