El apoyo de Cs y la abstención de los populares, claves en el Pleno para grandes asuntos

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

Ana Belén Castejón llegó a la alcaldía, in extremis, hace siete meses, tras chocar con MC por la relación con Podemos y revalidar el apoyo que este partido dio a ambas formaciones en junio de 2015. Tras la ruptura del pacto de gobierno con los cartageneristas (previa destitución de José López en septiembre como edil de Urbanismo por insinuar que favorece a la empresaria Hidrogea y las acusaciones de corrupción vertidas ayer por él), Castejón deberá hacer encaje de bolillos para pilotar el Ayuntamiento el resto de legislatura.

En el año y cuatro meses que restan para la celebración de las nuevas elecciones municipales, donde repetirá como candidata del PSOE, la regidora seguirá con un Ejecutivo aún más en minoría. Aunque lograra atraerse a Ciudadanos (Cs) para entrar en su gabinete, solo aliviaría la pérdida de concejales que supone la quiebra con MC.

Presupuestos

A partir de hoy, el Gobierno local pasará de estar compuesto por once ediles a tener seis, todos ellos socialistas. Si incorporara a los tres de Cs, subiría a nueve, cifra insuficiente para sacar adelante los acuerdos clave en el Pleno, donde la mayoría absoluta está en catorce.

La corporación tiene veintisiete representantes, por lo que ni siquiera el apoyo puntual de los tres ediles de Cs más los tres de Cartagena Sí Se Puede Podemos -grupo muy distanciado de los socialistas por la postura respecto a Hidrogea y por desoír otras exigencias pactadas en junio pasado-, permitiría a Castejón sacar adelante acuerdos clave como el de los presupuestos del Ayuntamiento para este año. Para los de 2019, podría optar por una prórroga al ser un año 'breve', debido a los comicios de mayo.

En el sudoku municipal -partiendo del previsible voto en contra o la abstención de MC a iniciativas de un PSOE con el que será muy difícil que haya diálogo-, la gran clave es qué hará el PP. La abstención del grupo popular, que tiene diez ediles y que descarta presentar una moción de censura y prefiere el desgaste del resto de fuerzas, será imprescindible en temas de calado, como las ordenanzas fiscales (impuestos y las tasas).

Para abarcar todo el trabajo de las concejalías sin acabar agotado y siendo efectivo, Castejón reforzará en breve las tareas ejecutivas con funcionarios y el fichaje de asesores externos, según ha sabido 'La Verdad' por fuentes municipales. Eso sí, la Ley de Grandes Ciudades le da margen para llevar muchos asuntos a la Junta de Gobierno Local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos