Aplazan el visto bueno a los nuevos precios públicos al faltar consenso e informes previos

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La Junta de Gobierno Local dejó ayer sobre la mesa una propuesta de modificación de los precios públicos, que llegó a la reunión sin el mínimo consenso político entre MC y PSOE y sin los informes técnicos necesarios. El desaguisado podrá ser remediado en una nueva reunión del Ejecutivo, mañana, para que ese paquete sea aprobado en el Pleno del día 26 y entre en vigor el 1 de enero.

La concejal de Hacienda, Isabel García, hizo públicas el pasado miércoles, en un comunicado de su partido, MC, una serie de modificaciones que no habían sido consensuadas con el PSOE, su socio en el Ejecutivo municipal. Cuando ayer por la mañana se reunió la Junta de Gobierno, la alcaldesa, Ana Belén Castejón, se encontró con que esas novedades carecían de informes jurídicos y de intervención y con que el concejal de Educación, David Martínez, también del PSOE, desconocía varios cambios que se aplicaban en su área.

Así por ejemplo, la propuesta de poner precio a la inscripción a las escuelas de verano con comedor no partió de Martínez, por lo que no será aprobada, por ahora, al igual que la que graba el uso del Centro Juvenil de Canteras. También es necesario introducir exenciones y bonificaciones en el cobro de alquiler para usar el Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy, el Auditorio El Batel, el del Parque Torres y el Centro Ocupacional de Canteras para colectivos de utilidad social, que García no había contemplado. Asimismo, la reducción hasta un 50% del precio del comedor en las guarderías municipales ha quedado sobre la mesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos