Aluvión de operaciones por las tardes para equiparar las esperas a la media regional

Sala de espera del Hospital Santa Lucía, ayer repleta de familiares de pacientes./J. M. Rodríguez / AGM
Sala de espera del Hospital Santa Lucía, ayer repleta de familiares de pacientes. / J. M. Rodríguez / AGM

Sanidad intenta reducir las demoras quirúrgicas y los vecinos critican que se «trata de maquillar el aumento del verano»

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

El aumento en 24 días de los tiempos de espera para ser operado en los hospitales Santa Lucía y Santa María del Rosell, durante el pasado verano, debido al cierre de los quirófanos con motivo de las vacaciones, ha llevado a la Gerencia del Área II de Salud a poner en marcha medidas urgentes para reducir las demoras a finales de este año y, al menos, equipararlas a la media regional. Al igual que en 2016, los retrasos para entrar a un quirófano se dispararon en septiembre con respecto al resto de hospitales de la Región, de ahí que desde hace cuatro semanas las salas de operaciones estén funcionando a pleno rendimiento en horario vespertino y se estén derivando a más enfermos a clínicas concertadas. Para la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública se trata de «una maniobra para maquillar el incremento desproporcionado de los retrasos tras la época estival».

Se opera más en especialidades como Oftalmología, Urología, Cirugía General, Traumatología, Otorrinolaringología, Cirugía Plástica y Cirugía Pediátrica. Además, según una portavoz de la Gerencia, se ha «potenciado el bloque quirúrgico» de los dos hospitales en horario matutino. Se realizan más intervenciones, para así acabar el año como el pasado, en los cien días de espera de media.

Otra de las medidas que se ha tomado es la derivación de pacientes a clínicas concertadas para operaciones tanto ambulatorias como programadas. Se envían al Virgen de la Caridad y al Perpetuo Socorro, para facilitar al paciente el traslado y para que en caso de larga hospitalización esté cerca de sus familiares. Se tata de usuarios a los que hay que intervenirles de vesícula y de varices, así como de procesos oftalmológicos, en concreto cataratas, sobre todo.

La Plataforma en Defensa de la Sanidad propone aplicar estas medidas todo el año

El número de operaciones que se han realizado desde que se retomó este sistema no fue facilitado ayer por Sanidad, aunque en esos dos hospitales privados hacen una treintena al mes cada uno, aproximadamente. Esa cantidad ha podido ser superior en algunos casos, como en el Perpetuo Socorro. El director general de esa compañía, José Hernández Mondéjar, explicó que a lo largo de noviembre se han incrementado la cirugías, sobre todo, las relacionadas con casos de Oftalmología, Traumatología y Otorrinolaringología.

Rechazo a la concertada

En la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública Salvemos el Rosell ven con buenos ojos que se potencie los quirófanos por las mañana y por las tarde, pero rechazan de plano que se envíen a los enfermos a las clínicas privadas. A juicio de su portavoz, Leandro Sánchez, «las medidas que han puesto en marcha ahora tendrían que estar activas durante todo el año».

En su opinión, bastaría para reducir las esperas quirúrgicas con la apertura de las salas de operaciones en horario vespertino de enero a diciembre. «Lo idóneo sería crear un equipo de tarde para que trabajen de manera ordinaria, así el Servicio Murciano de Salud (SMS) se ahorrarían las caras peonadas», dijo Sánchez.

Y es que, el incremento de las demoras en el tercer trimestre del año (últimos datos publicados por el SMS) se registró en once de las catorce especialidades. Los usuarios que más aguardan, según los datos oficiales, son los de Otorrinolaringología (160 días). Le siguen, los pacientes de Traumatología (156 días), Cirugía Plástica (144 días), Oftalmología (128) y Ginecología (112).

Más del 19% de los pacientes que necesitan entrar a un quirófano en la Región viven en el Área II. Algo similar les ocurre a los usuarios que son derivados desde su centro de salud a un especialista. En este caso, un enfermo tiene que estar en lista de espera 107 días, mientras que la media regional se sitúa en 77.

Para ver a un especialista

Con los datos del SMS se demuestra que las demoras se han incrementado en Cartagena en 47 días, mientras que en el resto de la Región han descendido en 24. Estos aumentos se deben, igualmente, a que el plan de verano dejó a medio gas las consultas externas de los dos centros hospitalarios.

A la autoconcertación y a la derivación a hospitales privados se le une otras medidas para reducir las listas de espera de especialidades. «Seguimos desarrollando proyectos de Telemedicina, implantados en Atención Primaria como Teledermatología, Teleobstetricia y Telecardiología, que permiten al médico de familia del centro de salud realizar interconsultas rápidas con el especialista del hospital y, por tanto, acortar los tiempos de espera para los procesos», explicó la portavoz de Gerencia.

Igualmente, se está potenciando el sistema recordatorio de cita a los usuarios. A través de un programa informático se les avisa mediante un mensaje de móvil o incluso con una llamada, para recordarle su cita y así evitar incomparecencias y poder utilizar al máximo los posibles huecos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos