Un 'agujero' lleno de gastos sin justificación

Reunión de la Comisión de Hacienda de ayer, en la que se debatió el tema de las asignaciones municipales de 2011 a 2015.
Reunión de la Comisión de Hacienda de ayer, en la que se debatió el tema de las asignaciones municipales de 2011 a 2015. / A. C.

El Partido Popular acumula 128.691 euros; IU, 23.997; el PSOE, 15.378; y MC 5.252, según el informe provisional. La interventora valora en 173.300 euros las cantidades que cuatro partidos cargaron a las arcas municipales entre 2011 y 2015 sin una motivación clara

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Más de seis meses de investigación sobre los gastos que los grupos municipales cargaron al presupuesto del Ayuntamiento entre 2011 y 2015 ha dado lugar a un primer informe provisional de la Intervención Municipal, que cuantifica en 173.300 euros el montante que el PP, IU, PSOE y MC giraron para que lo pagaran las arcas municipales, aparentemente sin justificación suficiente. El estudio entregado a los miembros de la Comisión Informativa de Hacienda incluye la conclusión provisional de la interventora, Myriam González del Valle, de que esas cantidades no son por conceptos atribuibles al Ayuntamiento, a juzgar por la documentación existente. En el escrito se mencionan desembolsos referidos a las sedes de los partidos, organización de eventos, compras y gastos de personal, cuyo cargo al Consistorio tiene muy difícil encaje, según la funcionaria.

El informe llevó al PP a criticar ayer que se «filtre» que su parte es de 128.000 euros. El partido dijo que su gestión fue aceptada cuando se aprobó la liquidación de los presupuestos de aquellos años. Además, sus representantes esgrimen un informe jurídico municipal que, según su criterio, les da la razón. Sin embargo, no explican la mención que la Intervención hace a facturas como la de 11.300 euros de una comida para 631 personas, en 2011, que ese departamento atribuye a un acto postelectoral.

La comisión decidió dejar el análisis del informe y la toma de decisiones sobre la reclamación de los fondos para una próxima sesión. Entre los motivos formales está que en el orden del día de la comisión figuraba una mera puesta en común, que luego se planteó como una rendición de cuentas, que suponía votar una propuesta para solucionar el caso que no había sido formulada. El concejal del área de Hacienda, el socialista, Francisco Aznar, decidió dejar la cuestión para más adelante.

euros cargo el PP por una comida para 631 personas
También hay 10.812 euros de los aseos de la sede.
7.000
euros cargó el PSOE por una oficina de atención al ciudadano en las juntas vecinales (tres facturas).
1.198
euros aparecen cargados por duplicado por Izquierda Unida, por los honorarios de un abogado.
542
euros cargó MC por una 'tableta' informática y 220 por la inscripción en una liga de petanca (dos años).

Además, tanto el PSOE como el PP indicaron que el informe de la Intervención no tenía en cuenta algunas alegaciones sobre su participación en estos gastos. «En nuestro caso, durante el año pasado presentamos justificaciones y facturas de todo el dinero que se nos había transferido desde el Ayuntamiento para los gastos del grupo municipal en esos cuatro años. Y tenemos documentos de Intervención que le dan el visto bueno», aseguró la concejal del PP Esperanza Nieto. Sin embargo, tanto MC, que es el que menos contribuyó a engordar esa partida, como Podemos, que no tuvo representación en la pasada legislatura, indicaron que cuando haya conclusiones definitivas lo mejor será ponerlas en manos del Tribunal de Cuentas para que dilucide si se puede obligar a la devolución del dinero. «No nos preocupa; en realidad estamos muy tranquilos porque esos gastos figuran en los presupuestos cuya liquidación fue aprobada con el informe favorable de la Intervención Municipal y que ya han pasado la revisión del Tribunal de Cuentas», añadió Nieto.

El PP asegura que presentó facturas que cubren de sobra desembolsos de su grupo en el último mandato

El estudio detalla partidas que considera que no se corresponden a los gastos que deben hacer los ediles

Manuel Padín, portavoz de Ciudadanos, también se preguntó si se pueden pedir cuentas ahora por algo que ya fue objeto de revisión entonces. «Si es así y se concluye que hay gastos indebidos, también apoyaremos acudir al Tribunal de Cuentas», dijo. Por su parte, Francisco Martínez Muñoz, de Podemos, pidió celeridad en todos estos trámites para «evitar que haya una prescripción que impida recuperar los fondos que se considere que hay que reclamar».

El Partido Popular es el que acumula una mayor cantidad de gastos atribuidos a la actividad de su grupo municipal, pero con facturas cuestionadas. En los cuatro años del quinto y último mandato de Pilar Barreiro como alcaldesa, con una mayoría absoluta holgada de 17 concejales de los 27 que tiene el Pleno, este partido cobró 128.691 euros cuya legitimidad pone en duda el informe de Intervención.

En el apartado del estudio que se refiere a este partido, se destaca que durante varios años se cobraron fondos con facturas y anotaciones «referidas a la sede» de esta organización en la calle Santa Florentina o a «servicios desarrollados en la misma» que «solo se podrán aceptar si se demuestra que han redundado en el funcionamiento del grupo municipal». También aparecen en el estudio 1.398 euros por las letras de una hipoteca que han sido puestas en cuestión.

Comida para 631 personas

Pero lo que realmente le choca a la interventora son gastos en eventos que, a su juicio, no corresponden para nada con el trabajo de los concejales en temas municipales. Entre ellos «consta una factura por importe de 11.360 euros de una comida en un restaurante de El Albujón que, por la fecha, 20 de noviembre de 2011, y el número de comensales, 631, parece evidente que no es un gasto del grupo municipal sino del partido, que celebra el resultado de las elecciones nacionales», subraya en su informe.

A 2012 se atribuye otro cargo de 10.812 euros por «una factura de la reforma de los aseos de la sede de la calle Santa Florentina». Por lo que se refiere a 2013, se hacen constar gastos consignados como del XV Congreso Local del PP, como de una «comida de jubilación de secretaria» y como del XIII Congreso Local de Nuevas Generaciones del PP «no suficientemente motivados para aceptarse como justificantes de la subvención». La media anual de gastos del PP que la interventora cuestiona ronda los 30.000 euros.

Pese a tener solo dos concejales en la pasada legislatura, Izquierda Unida es el segundo grupo municipal que dejó tras de sí más gastos sin justificar. La cuenta asciende a 23.997 euros con varias partidas puestas en duda.

Abogados y una cámara

Así, hay 1.198 euros que aparecen en dos facturas distintas, en 2014 y 2015 que aluden a los horarios de un abogado sobre una diligencias previas; también la compra de una cámara digital de fotos por 329 euros cuyo uso no se atribuye a nadie en concreto. Y llama poderosamente la atención la presentación de un modelo 115 de la Agencia Tributaria por el importe de la retención de un empleado como justificante de una parte de la ayuda, en 2012.

Al igual que en el caso del PP, se hace mención a «facturas referidas a la sede del partido», que se considera difícil casar con gastos de funcionamiento del grupo municipal.

El PSOE cargó 15.378 euros a gastos del grupo que pagó el Ayuntamiento, entre los que también se detectan algunos que tienen que ver con su sede política. Entre los que se ponen en cuestión hay tres facturas que suman más de 7.000 euros en mejoras en juntas vecinales que el partido justificó porque correspondían al montaje de una oficina de atención al ciudadano en varias demarcaciones, para que trabajaran allí sus concejales.

Por lo que respecta a Movimiento Ciudadano, sus partidas sin justificar ascienden a 5.252 euros. Hay algunas tan pintorescas como un gasto con factura de Correos por valor de 469 euros, así como otros de 100 euros, en 2011 y de 120, en 2012, para una inscripción en una liga de petanca. Asimismo, se hace constar la existencia de un desembolso por la compra de una 'tableta' informática por 542 euros «aunque puede ser considerada una inversión.

Por último, hay inscrito el pago de una sanción de la Agencia Tributaria, «que no puede ser subvencionada» y una adquisición de banderas para las Juventudes de MC «sin motivar» suficientemente.

Fotos

Vídeos