El agua separa a PSOE y MC

Ana Belén Castejón, seguida de Manuel Padín (Cs) y de Francisco Aznar (PSOE) a su salida de la Junta de Gobierno./Pablo Sánchez
Ana Belén Castejón, seguida de Manuel Padín (Cs) y de Francisco Aznar (PSOE) a su salida de la Junta de Gobierno. / Pablo Sánchez

Castejón saca adelante la rebaja del recibo en 50 euros al año con los votos en contra y la amenaza de sus socios

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

La última Junta de Gobierno Local del año, celebrada ayer, fue el escenario del mayor encontronazo vivido en el seno del Ejecutivo local desde que hace dos años y medio PSOE y MC formaron un gobierno en continua crisis desde el pasado junio. La reunión, en la que se aprobó una rebaja del recibo del agua de unos 50 euros anuales a propuesta de la alcaldesa, la socialista Ana Belén Castejón, dejó semblantes dispares después de hora y media de tensa junta. En MC, de rigurosa seriedad y de cierto resentimiento al no haber podido frenar, como se habían propuesto sus ediles, el debate y aprobación de la rebaja; en las filas socialistas, de satisfacción por haber logrado sacar adelante uno de los puntos más calientes por los que habían estado luchando unos y otros.

Con un plan bien trazado para conseguir su fin, Castejón logró sacar adelante la bajada de la tarifa del agua solo con los votos de los miembros de su partido (dos concejales y el de ella) y tras ejercer su derecho de 'voto de calidad', que se usa por una máxima autoridad o funcionario de alto rango para resolver el empate en una votación. Por contra, tres ediles de MC votaron en contra, al entender que las formas de presentar esta propuesta, con menos de 20 horas de antelación, «carecía de toda legalidad», ya que consideran que es «una modificación del contrato unilateral y encubierta». También, porque «no se aportaron los informes de la asesoría jurídica y de la intervención municipal», denunció el concejal José López, tras la reunión.

12,09
euros es la rebaja que tendrá una familia de cuatro miembros con un gasto medio de 32 metros cúbicos.
8,29
euros es la rebaja que tendrá una familia de cuatro miembros con un gasto medio de 24 metros cúbicos.
5,17
euros es la rebaja que tendrá una familia de cuatro miembros con un gasto medio de 16 metros cúbicos.

Eso fue precisamente lo que se empeñó en desmentir la alcaldesa inmediatamente. Aseguró que la propuesta está avalada por tres técnicos del Ayuntamiento: un ingeniero, un abogado y un economista. Además, cuenta con el respaldo del jefe de los servicios jurídicos, Francisco Pagán, y de la interventora municipal, Myriam González.

Las negociaciones con la empresa concesionaria del servicio de agua, Hidrogea, comenzaron en 2016. Entonces, según la alcaldesa, la compañía presentó una propuesta de bajada del recibo de 2 euros para el año 2017, algo que los técnicos del Área de Desarrollo Sostenible consideraron inaceptable, como dejaron patente en un informe que incluía los reparos a dicha propuesta.

En octubre de este año, Castejón, siendo ya alcaldesa, pidió a Hidrogea alternativas. La empresa ofreció una básica que suponía una bajada de 4,5 euros en el recibo de una familia 'tipo', compuesta por cuatro miembros (un 9,88% en la parte del agua y un 4,33% en el total del recibo, que incluye el canon de saneamiento y la basura); y una variante de la anterior, con una bajada de 6,89 euros (un 12,38% de rebaja en la parte del agua, y un 6,46% en el recibo total). Ambas fueron rechazadas, porque no alcanzaban los objetivos del Gobierno local.

«Al poco tiempo y tomando como base las dos anteriores, los técnicos municipales realizaron otra a Hidrogea, que es finalmente la que ha sido aceptada. Consiste en centrar la bajada en la tarifa doméstica, que es el grueso de la población, y no tanto a las empresas y otros colectivos. La rebaja media se pactó en 8,29 euros», explicó la regidora.

Familia 'tipo' de 4 miembros

Por poner algunos ejemplos, una familia compuesta por cuatro miembros cuyo consumo cada dos meses ronda los 32 metros cúbicos de agua - un gasto por encima de la media- paga ahora 130 euros, pero con la rebaja aprobada ayer pasará a abonar menos de 118 de media (-12,09 euros). Si el conjunto familiar compuesto por el mismo número de integrantes gasta de manera bimestral 24 metros cúbicos, la reducción que verá en su recibo será de 8,29 euros. En este caso se trata de la mayoría de hogares, según indicaron fuentes municipales. Por contra, si el gasto es de 16 metros cúbicos, el descenso será de 5,17 euros.

La intención de la primera edil es que el pleno del próximo mes de enero valide esta bajada. Para ello necesitará el apoyo de algunos grupos de la oposición, una vez que MC Cartagena, previsiblemente, vuelva a votar en contra como lo hizo ayer. Los técnicos estudian si antes debe pasar por la Comisión de Hacienda e incluso por el Consejo Asesor Regional de Precios de la Comunidad Autónoma.

MC está decidido a frenar el proceso y para ello recurrirá a un gabinete jurídico externo para que determine la legalidad de la decisión adoptada por los concejales del PSOE. José López indicó que el acuerdo aparentemente «incumple el pliego, el contrato y la ley»; se ha adoptado «sin que se dé ninguna de las razones de interés general para la modificación de las tarifas»; traslada al usuario «todo el riesgo de la concesión, que corresponde a la concesionaria»; atenta «contra los principios de publicidad y concurrencia en la contratación pública»; e incluso cree que se «podría estar incurriendo en delitos de prevaricación, fiscales o exacciones ilegales». Por todo ello no descarta, una vez que tengan todos los informes, tomar «cuantas acciones legales sean necesarias contra este acto administrativo y sus responsables».

Ni vencedores ni vencidos

La alcaldesa compareció en la sala de prensa del Palacio Consistorial junto al portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Manuel Padín, quien anunció que apoyará los presupuestos del año que viene, puesto que se ha cumplido su exigencia de rebajar el precio del agua. «No nos sentimos vencedores de ninguna batalla, nos sentimos felices por haber conseguido lo que desde hace mucho tiempo era un clamor social en Cartagena», dijo Padín.

Por su parte, el portavoz popular, Francisco Espejo, dudó de que la reducción de la tarifa pueda llevarse a cabo, ya que «MC anunció que impugnará la propuesta de la alcaldesa y que hará todo lo posible para que no entre en vigor», algo, en su opinión «totalmente rocambolesco y muestra del gobierno incompetente que padecemos los cartageneros».

Para la portavoz de Cartagena Sí Se Puede (Podemos), Pilar Marcos, la bajada es «vergonzosa», ya que se hace «marginando a los funcionarios municipales que han trabajado en defensa del interés general», obviando que Hidrogea, añadió, «tiene pendientes sanciones por incumplimientos contractuales y que está siendo investigada por ser presuntamente una empresa corrupta y corruptora de la clase política cartagenera».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos