Los agentes renuncian a hablar y salen por un lateral corriendo

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

El magistrado Jacinto Aresté ofreció, al final, a los cinco acusados la posibilidad de utilizar el turno de palabra, pero todos ellos renunciaron. El juez dejó para sentencia un caso en el que debe resolver, entre otras cosas, si vuelven a prisión para cumplir los 2 años y 10 meses que quedan de pena, pues pasaron un año y 2 meses de forma preventiva.

La Fiscalía y el abogado de la familia de Diego exigen el reingreso en la cárcel por la gravedad de los delitos y el de que los autores son funcionarios públicos, cuya tarea es además proteger a los ciudadanos.

El juez también debe determinar si impone a los policías nacionales una inhabilitación especial y absoluta, como piden las acusaciones. Fuentes de la Fiscalía recordaron que, en este último caso, la ley fija la expulsión del Cuerpo Nacional de Policía, que apartó de sus funciones a los agentes tras ser detenidos, a raíz de una investigación de Asuntos Internos. Además, a los condenados les quedarían antecedentes penales durante diez años, lo que les impediría presentarse a unas oposiciones.

Los cinco policías nacionales entraron al edificio por la puerta principal y durante el juicio se pusieron de lado y se cubrieron el rostro para no ser fotografiados ni grabados en vídeo por periodistas. Sin embargo, tras la vista oral salieron por una puerta lateral y echaron a correr, para evitar también a los familiares de Diego.

De lado y tapándose la cara

Estos últimos habían permanecido unos minutos en la sala, observando a los agentes. El viernes pasado estos, que ayer estuvieron acompañados al abandonar el Palacio de Justicia por compañeros no uniformados, entraron y salieron por el sótano. Lo hicieron pese a estar en libertad y suspendidos, en un furgón policial con los cristales tintados. Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia, no hubo ninguna orden de proceder así por seguridad u otros motivos. El comisario, Ignacio del Olmo, dijo el lunes desconocer lo sucedido respecto a este privilegio. Ayer hubo otro trato de favor.

Fotos

Vídeos