El agente municipal acusado por López irá a juicio mañana por amenazas leves

José López, con paraguas, ayer camino del juzgado. / Antonio Gil / AGM

El juez da credibilidad al vicealcalde, tras escuchar a este y al policía local a quien acusa de decirle que le pegaría «un tiro» si sufría problemas laborales

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

El titular de Juzgado de Instrucción 5 de Cartagena, Ignacio Munítiz, abrió ayer juicio oral por un presunto delito leve de amenazas al agente de la policía local denunciado por el vicealcalde, José López (del partido MC). Este le acusa de decirle que le iba a «pegar un tiro», si no rectificaba unas acusaciones de cobro de comisiones ilegales y eso acababa causándole problemas en el trabajo.

En una vista preliminar, López (defendido a título particular por el abogado Vicente Pérez Pardo) se ratificó ante el magistrado en la denuncia que interpuso el pasado sábado, por hechos ocurridos esa tarde, durante la carrera 'Subida a la Fuente del Sapo', en El Algar.

Según fuentes del caso, el exalcalde afirmó sentirse «con miedo y preocupado», entre otras cosas porque el funcionario portaba un arma durante el incidente. En el Palacio de Justicia acompañaron a López su exjefe de gabinete, coordinador en la Concejalía de Desarrollo Sostenible y presidente de MC, Jesús Giménez, y el coordinador de Comunicación municipal, Ángel Tarifa.

También ante el magistrado en funciones de guardia, el agente local, cuyas iniciales son P.A.C.S., negó las acusaciones. Ofreció la misma versión de su parte oficial. El agente, cuyo letrado en este asunto es Carlos Ortiz García-Vaso, sostiene que solo pidió a López que rectificara unas acusaciones de corrupción, y que aquél reaccionó con insultos y provocaciones.

Según fuentes del caso, Munítiz ha calificado como leve el presunto delito de amenazas, entre otras cuestiones porque el agente no hizo gesto alguno de usar el arma ni López denunció tal cosa. El magistrado rechazó la adopción de medidas cautelares solicitadas por el edil, quien pidió una orden de alejamiento y la prohibición para el denunciado de comunicarse con él.

De cara a la vista oral, Munítiz ha citado como testigos a tres funcionarios: el técnico de deportes, Eduardo Armada; el agente que acompañaba al denunciado, y un sargento que, como jefe de servicio, acudió al lugar al ser alertado del incidente. Fue por la noche cuando López acudió al cuartel de la Guardia Civil en Cartagena para poner su denuncia.

Tres funcionarios, de testigos

Será en la vista oral donde todo quede visto para sentencia. El juez resolverá sobre un incidente con versiones contrapuestas. Según el vicealcalde, el policía le pidió hacer un aparte para hablar a solas y él accedió. Entonces, según su testimonio, el agente le preguntó si se había propuesto «buscarle la ruina» y le advirtió de que, si tenía problemas laborales por su culpa, le pegaría «un tiro». Veinte minutos después, denunció el vicealcalde, el funcionario pasó cerca de él y amagó con detenerlo, sin motivo aparente.

El policía, según fuentes de la investigación, relató que solo comentó a López si pensaba rectificar la supuesta acusación que este le hizo, en su despacho del Ayuntamiento y ante otros policías, de participar junto a un familiar en el cobro de 'mordidas' a empresarios y ciudadanos. A cambio de estas comisiones ilegales, habría retirado denuncias cuando estaba en la unidad de medio ambiente.

El policía, según su versión, defendió ante López su honestidad, y la comparó con la del edil en el 'caso Penínsular', donde está imputado por la compra por parte del Ayuntamiento de una pensión entre cuyos dueños había un candidato de su partido, MC. López habría reaccionado amenazando llamándole «psicópata» y diciéndole a gritos: «¡Venga, pégame dos tiros!». Veinte minutos después, añadió el agente, el vicealcalde le retó a voces detenerle.

Fuentes municipales recordaron que el agente está siendo investigado por un presunto allanamiento de morada a unas viviendas rurales de un empresario de Tallante cercano al exalcalde. Este niega haber maniobrado nunca a su favor de su amigo y en perjuicio del funcionario.

Fotos

Vídeos