Un acelerón desde la UPCT

Francisco Javier Saura. /
Francisco Javier Saura.

El ingeniero Francisco Javier Saura pasa en cinco años del Racing Team de la Politécnica al Laboratorio Europeo de Física de Partículas

LA VERDADCARTAGENA

El ingeniero por la Escuela de Industriales de la Universidad Politécnica de Cartagena Francisco Javier Saura Esteban es un claro ejemplo de que cualquier joven profesional puede alcanzar grandes metas a base de estudio, esfuerzo y constancia. En el último año ha consolidado su labor como investigador en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas Elementales, que se encuentra en el Centro Europeo para la Investigación Nuclear (CERN), en la ciudad suiza de Ginebra. Desde la vanguardia de la I+D europea, Saura recuerda cómo hace apenas cinco años, siendo aún estudiante en Cartagena, engrosaba los equipos de competición de la UPCT.

Hace poco más de nueve años que este joven inició la carrera de Ingeniería Técnica Industrial con Especialidad en Mecánica, que después completó con el segundo ciclo de la titulación de Ingeniero Industrial. «Tras titularme, he estado trabajando en varias empresas y desarrollando proyectos de ingeniería por mi cuenta hasta que finalmente he podido disfrutar de la experiencia de formar parte del equipo investigador del Centro Europeo para la Investigación Nuclear».

La trayectoria profesional de Saura se inició en empresas de maquinaria, prosiguió con su participación en un proyecto de aerogenerador de eje vertical y con servicios de ingeniería por su cuenta. «En abril de 2017 recibí un correo electrónico del CERN en relación con un puesto al que me había presentado meses antes y que ya no recordaba. Fue tan sencillo que no me lo creía. Una llamada al día siguiente en la que sólo querían confirmar mi nivel de inglés y francés, y si sabía usar tal o cual programa. A la semana siguiente me contrataron».

Área de radiofrecuencia

En Ginebra está asignado al departamento de radiofrecuencia, trabajando en los componentes del acelerador previo por el que pasan las partículas para alcanzar la velocidad de la luz antes de ser colisionadas. «La radiofrecuencia es al acelerador de partículas como la gasolina a un motor de combustión», ejemplifica Saura, cuya trayectoria marcha a tanta velocidad como alcanzaban los prototipos del UPCT Racing Team.

Saura resalta como las claves de su éxito profesional «la excelente formación académica de la Escuela de Industriales de la UPCT e iniciativas como los equipos de competición y asociaciones tecnológicas en los que podemos enrolarnos para desarrollar al máximo nuestras capacidades», asegura. «Fue un estudiante ejemplar tanto por su rendimiento académico como en su paso por el UPCT Racing Team, con el que competimos en las pruebas Formula Student», recuerda el director de la Escuela de Industriales, Patricio Franco.

Sobre su día a día en el CERN, Saura cuenta que es muy variado: «Paso la mitad del tiempo diseñando utillaje para montajes, realizando tests, desarrollando nuevos dispositivos, planificando tareas, contactando con proveedores. Y la otra mitad manchándome las manos, montando, desmontando, pintando... porque es como se aprende».

Este ingeniero logró sacar la carrera a curso por año «esforzándome a muerte». «Todavía no sé cómo compaginé clases, prácticas y exámenes con noches en el taller, reuniones y visitas a proveedores. Sin lugar a dudas, repetiría».

Temas

Upct

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos