La Verdad

El 'tramabús' visita lugares emblemáticos de «corrupción sistémica» en Cartagena

El autobús, este martes, en Cartagena.
El autobús, este martes, en Cartagena. / J. M. Rodríguez / AGM
  • El vehículo de Podemos continúa su recorrido de denuncia por la geografía nacional por lugares de la comarca vinculados a proyectos como la planta de Escombreras y el proyecto de urbanización de Novo Carthago

El 'tramabús' de Podemos visitó este miércoles la finca de Novo Carthago y la desalinizadora de Escombreras, "lugares emblemáticos" de la "corrupción sistémica" en Cartagena "instaurada por los gobiernos municipal y regional del PP", según el secretario general del partido en la Comunidad, Óscar Urralburu.

La formación morada realizó un recorrido por el municipio con la intención de denunciar las actividades presuntamente ilícitas que estuvieron vinculadas a proyectos como la planta de Escombreras y el proyecto de urbanización de Novo Carthago, cuya gestión y tramitación están siendo investigadas por la justicia.

Para Urralburu, esos dos puntos ejemplifican la "estructura piramidal de corrupción" instaurada por el expresidente murciano Ramón Luis Valcárcel, a quien estas actuaciones "le van a traer importantes consecuencias a pesar de su exilio dorado en Bruselas", donde ocupa una de las vicepresidencias del Parlamento Europeo.

La visita arrancó en la Asamblea Regional de Murcia, donde este miércoles se votará en pleno la eliminación de los aforamientos, que contó con la "resistencia permanente" del PP desde que comenzó la legislatura, según el líder de Podemos, quien reclamó que se acabe con estos "privilegios" para garantizar igualdad en la justicia para todos los ciudadanos.

A continuación, el 'tramabús' circuló por las inmediaciones de la empresa Hidrogea, concesionaria del servicio municipal de aguas, a la que el diputado Antonio Urbina acusó de cobrar una de las tarifas más altas de España mientras su matriz, el Grupo Agbar, está implicada en el caso Pokemon de presunta corrupción.

El siguiente punto de la visita fue el nuevo palacio de los deportes, cuya apertura está pendiente y a cuyos impulsores del anterior equipo de Gobierno local del PP Urbina censuró por favorecer a las constructoras licitándolo a la baja para luego abonarles hasta el triple del coste previsto.

Además, el vehículo fletado por Podemos transitó por la puerta del colegio Miralmonte, que pagó casi 700.000 euros a una empresa de la 'trama Púnica' de supuesta corrupción.

La visita a Novo Carthago fue aprovechada para recorrer Punta Brava, donde coincidieron con la consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente en funciones, Adela Martínez-Cachá, que presentó el servicio de limpieza y vigilancia de espacios naturales del Mar Menor.

En este sentido, Podemos criticó la gestión de las administraciones del estado ambiental de esa laguna y denunciado la permisividad con regadíos ilegales en los terrenos circundantes.

El autobús fletado por el partido morado para denunciar la connivencia entre los "poderes fácticos y los partidos viejos", como resumió Urralburu, continuará este miércoles su periplo por Levante y llega a Alicante.