La Verdad

Fomento sigue sin dar fechas para el AVE, el baipás de Beniel y la reforma de la estación

Un tren Altaria atraviesa Cartagena, cerca de unos edificios del Sector Estación, en una imagen de archivo.
Un tren Altaria atraviesa Cartagena, cerca de unos edificios del Sector Estación, en una imagen de archivo. / Antonio Gil / AGM
  • El alcalde urge al Ministerio a iniciar, «al menos», las obras necesarias para «consolidar» el edificio modernista

Mientras los retrasos y averías de los últimos días han aumentado las quejas de los usuarios de la línea convencional con Madrid, que ya de por sí soportan hasta cinco horas y media de viaje al no estar electrificada la línea ni haber trenes híbridos para ganar tiempo entre Albacete y la capital de España, la llegada de la alta velocidad a Cartagena sigue sin fecha. El Ministerio de Fomento, que acaba de anunciar un impulso de las obras en Murcia para que la Región tenga AVE antes de que acabe el año, y para soterrar las vías en la capital, sigue sin 'mojarse' con Cartagena.

El alcalde y concejal de Urbanismo e Infraestructuras, José López, se volvió ayer de Madrid sin que el Gobierno central le concretara siquiera cuándo tiene previsto publicar el estudio de impacto ambiental del trazado entre la ciudad portuaria y Murcia. Ese documento, que tiene que ser sometido a un periodo de información pública para la posible presentación de alegaciones, lleva varios años de retraso en el Ministerio de Medio Ambiente. Y, aunque el consejero de Fomento del Gobierno regional, Pedro Rivera, afirmó anteayer en la diputación cartagenera de La Palma que el informe está ultimado, por ahora el ministerio que dirige Isabel García Tejerina no concreta cuándo lo sacará a la luz.

El Gobierno central, que al igual que el autonómico es del Partido Popular, tampoco da su previsión acerca de la construcción del denominado baipás de Beniel, un ramal de unos 1,4 kilómetros de longitud que evitaría el paso de convoyes de mercancías y al menos uno diario de pasajeros (siempre que haya demanda de plazas suficiente) por Murcia. Fomento, que dirige el ministro Íñigo de la Serna, continúa con el estudio de esta infraestructura, reclamada por el alcalde como opción para haber permitido que la Región tuviera AVE sin sufrir el bloqueo de los trabajos de soterramiento en Murcia.

Al final, la instalación de una estación provisional en la capital y la división del soterramiento por fases evitará nuevas demoras. El propio De la Serna ha tomado las riendas del asunto, para adjudicar ya el proyecto que acabará con las limitaciones urbanísticas en la capital.

Para Cartagena, el panorama es aún peor teniendo en cuenta que tampoco hay fecha para iniciar la remodelación de la estación ferroviaria de la Plaza de México. Tras la anulación del plan para levantar una nueva terminal cerca del centro comercial Mandarache, una iniciativa del anterior gobierno local del PP tumbada por el resto de partidos (entre ellos PSOE, Ciudadanos y Podemos), sigue pendiente redactar el proyecto de adaptación del edificio para el AVE.

Ni tan siquiera hay una programación para llevar a cabo las obras parciales y urgentes necesarias para frenar el deterioro tanto exterior como interior del inmueble, una construcción de estilo modernista de principios del siglo XX obra del afamado arquitecto Víctor Beltrí.

En medio de este panorama, el alcalde salió ayer de la sede ministerial asegurando que, con motivo de una reunión extraordinaria de la Junta General de Accionistas de la sociedad Cartagena Alta Velocidad SA, había trasladado a las autoridades estatales el mensaje de que «se hace imprescindible el compromiso de las administraciones con el impulso a estas actuaciones».

Impacto ambiental

Según informó el Ayuntamiento en un comunicado, el primer edil expuso «la necesidad de que Cartagena, principal atractivo turístico de la Región», tenga unos servicios que superen la actual carencia de las infraestructuras necesarias «para seguir con su crecimiento».

Tras un encuentro al que asistieron representantes de la Comunidad Autónoma, y que tuvo lugar en la sede de la Secretaría de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda del Ministerio de Fomento, López afirmó que había solicitado «la consolidación, al menos», de la estación. El motivo es que ésta «ya tiene ciertos riesgos por la demora en el tiempo de su restauración».

El regidor aseveró también que pidió «un impulso a los estudios y proyectos necesarios para la llegada del AVE a Cartagena, que necesitamos que sea una realidad de la manera más rápida posible para poder avanzar». Y se refirió, en concreto, al estado de tramitación de las declaraciones de impacto ambiental del trazado del AVE y del baipás.

Acerca de esto último, López lanzó una puya al PP y recordó que «en relación con la declaración de impacto ambiental del baipás, en 2015 el entonces consejero de Fomento (y actual diputado nacional), Francisco Bernabé, aseguró que en un año se cumplimentaría este trámite, y ya han transcurrido cuatro meses de 2017» sin que se avance. «En definitiva -resumió el alcalde sobre su desplazamiento a Madrid-, ha sido una jornada trabajando para hacer realidad esas infraestructuras tan importantes para el desarrollo de Cartagena».

Averías en el Altaria

Fuentes de Fomento indicaron que, si bien se habló de los asuntos planteados por López, el orden del día se ceñía a cuestiones de trámite como los ceses y nombramientos de cargos, que no fueron divulgados. Acerca del baipás, señalaron que es un tema fuera de las atribuciones de la Cartagena Alta Velocidad; y sobre la integración urbana del AVE, afirmaron quedó claro que antes de adoptar decisiones «hay que hacer los estudios informativos necesarios».

Entre tanto, el disgusto habitual de los usuarios del Altaria por las limitaciones del servicio va a más. El Miércoles Santo y anteayer hubo averías en las máquinas, lo que obligó a los pasajeros a realizar transbordos y originó las correspondientes demoras. En el primer caso, Renfe tuvo que devolver el dinero a los pasajeros por la tardanza y, en el segundo, recurrió a un tren regional en Toledo y a otro que llegaba desde Jaén.

En todo caso, un portavoz de la empresa pública afirmó que fueron problemas puntuales, y que el servicio cumple en más de un 90% con la puntualidad de los horarios.