La Verdad

La Plaza de López Pinto enfrenta a MC y Podemos

La Plaza de López Pinto es el primer punto del callejero en el que han aparecido verdaderas discrepancias a la hora de encontrar un nombre de consenso. MC y Cartagena Sí Se Puede (Podemos) han manifestado ya unas diferencias que pueden acabar en un callejón sin salida.

El informe de los cuatro cronistas municipales aconseja hacer un cambio muy pequeño en términos formales, al sustituir a José López Pinto, general de la época franquista, por Juan López Pinto, un artillero que se significó en la resistencia contra la invasión francesa, a principios del siglo XIX. El cambio sería casi imperceptible, desde el punto de vista formal y eso irrita a los tres concejales de Cartagena Sí Se puede, que creen que debe establecerse un cambio de denominación que no dé lugar a equívocos. Sin embargo, MC, partido del alcalde, José López, ya ha comunicado que vetará cualquier otra denominación. «Si nos hemos puesto de acuerdo para respetar el dictamen técnico de los cronistas, no debemos hacer excepciones», aseveró su presidente, Jesús Giménez Gallo.

Las características de los dos López Pinto no pueden ser más antagónicas. El que pasaría a ser honrado en el callejero fue un firme partidario de las sublevaciones liberales que lideraron sucesivamente Mina, Porier, Richard, Lacy, Vidal y Riego. Juan López Pinto participó, además, en 1823 en la defensa de Cartagena junto al general Torrijos y se exilió cuando Fernando VII volvió a instaurar la monarquía absoluta.

José López Pinto, por su parte, fue gobernador militar de Cartagena hasta 1936. Ese año pasó a estar destinado en Cádiz, desde donde apoyó la sublevación franquista. Durante la guerra civil presidió tribunales militares que condenaron a muerte a varios combatientes republicanos y después del armisticio continuó como militar de alto rango en Burgos, donde se hizo notar por sus simpatías hacia la causa hitleriana.