La Verdad

Los graduados sociales piden ayuda a Peñalver para tener colegio propio

  • Solicitan la mediación de la presidenta de la Asamblea Regional para conocer «en qué estado se encuentra el trabajo de la comisión creada hace más de un año, donde se estudia la modificación del artículo 13.2 de la Ley de Colegios Profesionales»

Los graduados sociales de la comarca de Cartagena continúan con su particular cruzada para crear su colegio profesional y escindirse definitivamente del oficial de Murcia. Ayer dieron otro paso y pidieron a la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver, su mediación para conocer «en qué estado se encuentra el trabajo de la comisión creada hace más de un año, donde se estudia la modificación del artículo 13.2 de la Ley de Colegios Profesionales, que nos daría la posibilidad de separarnos», explicó el presidente de la Asociación que aglutina a los profesionales del derecho laboral de la comarca, José Moreno.

Además, reclamó a los grupos parlamentarios que abandonen sus «excusas» y modifiquen ya la ley, para que «sus 230 asociados puedan segregarse del Colegio de Murcia y constituir uno propio».

Moreno dijo, tras el encuentro, que hace un año la ponencia interrumpió sus trabajos a la espera de un informe jurídico de cara a pronunciarse sobre la creación de un colegio profesional en Cartagena, pero que desde entonces «poco o nada se sabe de ella». A la reunión, los graduados sociales llevaron dos informes realizados, uno por el letrado Mariano García Pérez y otro por el Colegio de Abogados de la comarca, en los que se aseguran «que la creación del colegio es jurídicamente posible».

Para esta Asociación, el problema se solucionaría fácilmente reformando el artículo 13.2 de la Ley de Colegios Profesionales de la Región de Murcia, si hubiera «voluntad política». Moreno señaló que su reivindicación ha sido respaldada recientemente por la corporación municipal de Cartagena en pleno.

Presiones de Murcia

Los graduados sociales vinculan la paralización de la ponencia con la «presión» que está ejerciendo el colegio regional ante los partidos, a los que ha recordado que ya se comprometieron en 2010 a que hubiera un colegio oficial de graduados sociales en la comarca de Cartagena.

Esta reivindicación comenzó con una petición formal en 2002 a la Consejería de Presidencia. Entonces, la única posibilidad que había era una escisión, pero esta debía ser aprobada por mayoría en una asamblea del colegio regional. Nunca se dio el visto bueno, recordó Moreno.

Años más tarde, solicitaron ante la Asamblea la modificación del artículo 13.2 de la Ley de Colegios Profesionales. Eso abría la puerta a que se pudiera aprobar la norma de creación de uno de graduados sociales (como los hay de abogados y procuradores), pero la propuesta sigue en estudio.

Iniciada esta legislatura, lo volvieron a intentar. El Parlamento regional llegó a crear una comisión con representación de todos los partidos para analizar el tema y tomar una decisión definitiva a esta reivindicación. De nuevo, «las presiones desde Murcia han hecho que esté todo paralizado. Ya solo nos queda encadenarnos a algún sitio para que nos den el sí», añadió Moreno a 'La Verdad'.