La Verdad

Expulsan a un cabo del Arsenal de Cartagena por consumir cocaína y hachís «habitualmente»

  • El Tribunal Supremo confirma la sanción disciplinaria impuesta por el Ministerio de Defensa debido a que en los tres casos se negó a solicitar un contraanálisis

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

El Tribunal Supremo (TS) desestimó el recurso que un cabo primero de la Armada con destino en el Arsenal de Cartagena presentó contra la resolución del Ministerio de Defensa que acordó su expulsión por consumir cocaína y hachís.

La sentencia confirmó así la sanción disciplinaria que le fue impuesta en abril de 2016 al comprobarse el consumo de estupefacientes con ''habitualidad".

El acuerdo ministerial consideró probado que el apelante fue sometido a un control de orina en los años 2012, 2013 y 2014, y en los tres se comprobó que había consumido droga.

En los tres casos, añadió el acuerdo sancionador, se le ofreció la posibilidad de solicitar un contraanálisis, sin que el militar hiciera uso de ese derecho.

En su recurso, pidió la nulidad de la prueba practicada, a lo que el TS señaló que la misma no se produjo, ya que el afectado no pidió el contraanálisis ni hizo aportación alguna que demostrara sus afirmaciones.

La Sala tampoco consideró que la medida de separación del servicio sea desproporcionada, como aseguró el cabo primero.

"Cuando a pesar de las advertencias previas -dice el TS-, el militar se revela incapaz de abstenerse en lo sucesivo de incurrir en un comportamiento severamente vedado, aparece entonces justificado un enérgico reproche que obedece, sobre todo, a la acreditada reiteración de actos antidisciplinarios".