La Verdad

Santa María sigue esperando

Estado del lateral y la fachada, con las campanas descoloridas y oxidadas.
Estado del lateral y la fachada, con las campanas descoloridas y oxidadas. / Pablo Sánchez / AGM
  • El Obispado tampoco arreglará el exterior de la iglesia para esta Semana Santa

La fachada está llena de desconchones, la pintura ha dejado paso al ladrillo que predomina en la pared, la maleza asoma por el tejado y muchas de las ventanas están sucias y parcialmente rotas, al igual que los barrotes. El deterioro de la iglesia de Santa María de Gracia no se corresponde con la relevancia de la Semana Santa de Cartagena, unas fiestas declaradas de interés turístico internacional. Desde este punto de la calle del Aire parten las procesiones, pero para este año tampoco hay previstas mejoras y el templo, una vez más, volverá a presentar un aspecto descuidado.

La falta de inversión por parte del Obispado ha impedido dar un lavado de cara a la iglesia en los últimos años. Entre la lista de antecedentes se encuentran unas pequeñas obras, en 2014, para el mantenimiento en el frontal, y un arreglo exprés para evitar desprendimientos, ya que presentaba desperfectos en la fachada y en el lateral. Y el año pasado la diócesis, además, ya manifestó la imposibilidad de hacer una inversión en el templo.

La Semana Santa se celebrará del 7 al 16 de abril, y desde la iglesia, erigida en el siglo XVIII, partirán los cortejos de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Y en cada recogida se cantará allí la Salve cartagenera, como es tradición.

Un claroscuro

El estado del edificio genera opiniones encontradas entre los feligreses y los turistas. Por un lado, están el esmero de los cofrades y los preparativos y la belleza de la puesta en escena, con los tronos cuidados al detalle y llenos de florales. Por otro, el fondo de la imagen, con una iglesia descuidada que no pasa desapercibida. El templo es un lugar representativo de la Semana Santa y un punto habitual de visita y culto para nativos y forasteros, que hacen cola para asistir a las misas que se organizan los días previos.

Este lugar atrae todos los focos durante las fiestas y es una zona de gran afluencia de personas en esos días. En la calle San Miguel, que da a la puerta de acceso, los cofrades se concentran antes de la comitiva del Cristo Resucitado. Y el itinerario del Santiago Apóstol incluye el paso por ese mismo lugar.

El magnetismo del templo es tal que al lado, en la misma calle del Aire está la sede de la Cofradía California y la base de los marrajos se encuentra también anexa, entre la calle Jara y el callejón de Bretau.

El presidente de la Junta de Cofradías y hermano mayor del Cristo del Socorro, Manuel Martínez Guillén aseguró a 'La Verdad' que desconoce los planes que el Obispado tiene y rechazó dar su opinión sobre el estado de la iglesia.

Este periódico también se puso en contacto con el párroco de Santa María y vicario general de Cartagena, José Abellán, para conocer si hay prevista alguna obra en la iglesia antes del inicio de la Semana Santa. Éste indicó que, por ahora, no habrá «ninguna» salvo las que ya se están haciendo con la sustitución de todo el cableado que afea el exterior del templo.