La Verdad

Certifican que García Carreño no mueve en Molinos Marfagones ningún tipo de residuo

  • Medio Ambiente confirma que en la empresa no sale ni entra cargamento y el concejal Calderón que se tendrá que limpiar todo lo que hay almacenado

La Consejería de Medio Ambiente certificó ayer que la empresa García Carreño e Hijos S. L. tiene prohibida la entrada y la salida de mercancías y residuos de su factoría de Molinos Marfagones y el Ayuntamiento confirmó que esa restricción se está cumpliendo y que allí no ha entrado ni salido ningún cargamento, porque se tramita la petición de la mercantil de legalizar la actividad. «Si lo consigue, podrá volver a funcionar de manera totalmente legal. Y si no, no solo tendrá que cerrar; además, deberá limpiar todo lo que esté almacenado allí. Hasta entonces, hay que esperar», aseveró el concejal de Medio Ambiente, Francisco Calderón.

El Pleno de la Junta Vecinal de Molinos Marfagones aprobó, el pasado lunes, con los votos del PSOE, Cartagena Sí Se Puede y MC, partido al que pertenece Calderón, una moción en contra del funcionamiento de la factoría de almacenamiento y tratamiento de residuos peligrosos. Además, la iniciativa faculta al presidente de la Junta, Antonio Bernal, para presentar alegaciones y solicita al Ayuntamiento que pida a la Comunidad que no permita que su funcionamiento continúe.

García Carreño e Hijos S. L. tiene, desde junio, un decreto de cese de la actividad expedido por la Comunidad, pero tramita la obtención de una autorización ambiental integrada que le permita volver a operar. En el plazo de exposición pública el Ayuntamiento hizo constar la existencia de una cédula de compatibilidad urbanística que fue emitida de acuerdo al Plan General aprobado en 2012 y que permite la actividad, pese a que ese planeamiento fue anulado. También ha habido siete alegaciones. Concluyó el 30 de enero pero fue ampliado a solicitud de varias asociaciones de vecinos.

Calderón aseguró que los camiones que salen de la explotación «van y vuelven vacíos», por lo que no se está incumpliendo la clausura decretada por la Administración regional.