La Verdad

Los siniestros cuestan cerca de 25.000 euros al año en semáforos, señales y mobiliario

El área de Tráfico de la Policía Local no solo se ocupa de la regulación del tránsito en las calles y carreteras de titularidad municipal, así como de la intervención de los agentes de Atestados cuando tiene lugar un siniestro.

Los funcionarios participan también en la evaluación de daños cuando afecta al patrimonio público, como semáforos, señales y mobiliario. Vallas, marquesinas, expositores de publicidad (mupis) y otros elementos instalados en la vía pública por el Consistorio son reparados, en la mayoría de los casos, con cargo a las compañías aseguradoras de los conductores implicados en los distintos incidentes.

En otras ocasiones, sin embargo, ante la falta de acuerdo o la necesidad de acometer una subsanación urgente, por ejemplo en el caso de cruces muy importantes, la corporación tiene que recurrir a la vía judicial y a contratar las obras por su cuenta. Después, le pasa la factura a los seguros.

Solo el año pasado, la Concejalía de Seguridad Ciudadana registró once siniestros de tráfico en los que hubo daños en semáforos y ocho con desperfectos en señales. En el primer caso, las reparaciones costaron al más de 19.000 euros, una cifra a la que hay que sumar los arreglos en barandillas, postes de ceda el paso, bolardos y otros bienes. Eso eleva el coste medio anual a unos 25.000 euros, según informaron fuentes municipales.

Alfonso XIII y La Manga

El Paseo de Alfonso XIII y la Gran Vía de La Manga fueron, en 2016, los 'puntos negros' en cuanto a accidentes que obligaron a arreglar e incluso a sustituir semáforos. Respecto al resto de desperfectos, en el listado de obras encargadas por el Ayuntamiento de Cartagena en los últimos años destacan la Ronda Ciudad de La Unión y las calles Juan Fernández y Ángel Bruna, tres de las vías con más circulación de vehículos de la ciudad.