La Verdad

El PP ve injustificado el gasto y el alcalde alega que ahorra un millón

El jefe de gabinete del alcalde, Jesús Giménez, con José López, ayer en el Palacio Consistorial.
El jefe de gabinete del alcalde, Jesús Giménez, con José López, ayer en el Palacio Consistorial. / P. S. / AGM
  • Los populares dudan de que se puedan hacer «13 trámites en una semana» y López insiste en que era urgente y «obligado»

Comprar el Hotel Peninsular antes de acabar 2016 permitió «gastar un millón de euros menos» de lo que, según José López, querían cobrar sus propietarios, y hacer realidad una «alternativa viable» para ampliar el edificio administrativo municipal. El alcalde contestó así a las «dudas» del portavoz del PP, Francisco Espejo, que consideró previamente «innecesaria» la compra, a falta de informes que la acrediten y que él no encontró cuando el miércoles consultó el expediente administrativo.

«El alcalde ha hecho la mayor inversión de sus 18 meses de mandato en comprar un edificio, cuando el de San Miguel está infrautilizado. En una semana completaron trece trámites para lograrlo», aseveró Espejo. El edil no aclaró si denunciará este caso ante la Justicia.

El alcalde replicó censurando que «haya incapaces que se quejen de que hemos hecho la expropiación por un millón menos» de lo solicitado. «Deben explicar por qué hay más operaciones como esta en los cajones, en las que no se cumplió con los ciudadanos», aseguró.

El regidor recordó que su primera opción fue usar los 500.000 euros para comprar el Cine Central y convertirlo en un edificio cultural. «Hicimos una oferta, el 8 de noviembre, pero al enterarnos de que había más compradores, preparamos cartuchos de repuesto», añadió.

Cada alternativa habría satisfecho una necesidad distinta. Así, se barajó adquirir un inmueble de la calle San Francisco para complementar la casa de Isaac Peral como museo. También la compra de otro, en la Glorieta.

Se optó por el Hotel Peninsular como opción «más funcional» para ponerlo en «uso inminente» como ampliación de servicios del edificio administrativo, dijo el regidor. Pretendía cumplir así «con una operación que debió hacer, antes uno de los gobiernos del PP, en los que estaban el presidente del PP local, Joaquín Segado, y Francisco Espejo. Deben explicar por qué no lo hicieron antes», insistió. Sin embargo, los documentos técnicos que acompañan la propuesta de compra no acreditan la necesidad de hacer ahora esa ampliación.

«Conectar los edificios»

El motivo, según el alcalde, es que es más fácil adaptar un inmueble y conectarlo con el de San Miguel por sus fachadas traseras que hacer uno nuevo para remediar el «hacinamiento» de funcionarios. Por eso descartó usar el solar que sirve de aparcamiento para vehículos oficiales anexo a San Miguel y que da a las calles Jara y Cuatro Santos.

La expropiación iniciada en 2005 se convirtió finalmente en una compra porque «los dueños aceptaron la valoración económica de los técnicos» municipales, fijada en 505.609 euros una semana antes de cerrar la compra. «No creo que nos hicieran una rebaja por ser de MC, sino por necesidad», apuntó.

López quiere trasladar al nuevo edificio servicios ubicados en las Escuelas Graduadas y en el edificio que acoge Estadística y Educación junto a la sede de la UNED. «Además, servirá para atajar la prostitución en la zona, algo de lo que no se preocuparon los gobiernos anteriores», dijo. Los técnicos municipales valoran actualmente el proyecto de reforma, por lo que no pudo cuantificar el coste previsto.

En la polémica intervino Ciudadanos, que demandó el estudio de las condiciones técnicas del inmueble antes de comprarlo; así como si hay una tasación pericial objetiva y un informe de los servicios jurídicos justificando la compra y la necesidad de la ampliación de San Miguel. Su portavoz, Manuel Padín, cree «precipitada» la operación.

La vicealcaldesa y secretaria general del PSOE, Ana Belén Castejón, de viaje en Noruega, declinó hacer declaraciones sobre este asunto.