La Verdad

ANSE exige medidas urgentes para acabar con las anomalías en el vertedero municipal

  • Los ecologistas reclaman al Ayuntamiento aclarar si ha activado las nuevas instalaciones y teme que haya un fraude en el uso de las ayudas europeas

Que el Ayuntamiento de Cartagena aclare si las nuevas instalaciones de tratamiento de residuos sólidos domésticos, que fueron subvencionadas por la Unión Europea (UE), siguen sin ponerse en marcha o si funcionan mal y de forma presuntamente irregular, al no haber obtenido las autorizaciones de la Consejería de Medio Ambiente.

Esa es la petición que lanzó ayer públicamente la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), a raíz de las imágenes publicadas por 'La Verdad' del vertido y el enterramiento de basura mezclada y del reconocimiento por parte del Gobierno local de que el tratamiento no es el óptimo, por falta de medios humanos y materiales en la planta que gestiona Lhicarsa. Esta empresa está formada por el Consistorio y Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

«Desgraciadamente, el reconocimiento por parte del alcalde de Cartagena [José López] del mal funcionamiento de la planta de tratamiento de basuras de El Gorguel solo sirve para demostrar que los diferentes gobiernos municipales de los últimos años han sido incapaces de introducir un poco de cordura en la mala gestión de los residuos urbanos. Estos han supuesto un elevado coste ambiental y económico para el municipio», manifestó el director de ANSE, Pedro García.

El máximo responsable de la organización ecologista calificó de «inadmisible que las importantes inversiones de mejora de las instalaciones realizadas mediante ayudas de la Unión Europea no hayan servido todavía para mejorar sensiblemente la recuperación y el reciclaje de las basuras de los diferentes municipios que llegan a la planta de tratamiento y al vertedero».

«No hay excusas que justifiquen que casi todo sigue igual», remarcó García sobre las declaraciones del alcalde y concejal de Urbanismo e Infraestructuras, quien destacó no obstante que la tasa de recuperación de residuos se ha duplicado en un año y medio a pesar de los problemas heredados de los gobiernos del PP.

ANSE señaló que en el ámbito de la Región de Murcia, que «sigue teniendo un grave problema con el tratamiento de las basuras urbanas», Cartagena «sigue ocupando un lugar destacado en el incumplimiento de la normativa europea y estatal en esta materia».

4,8 millones de euros

Además de en la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento, «la responsabilidad», consideran los ecologistas, «recae en los ciudadanos, que no somos capaces de obligar a cambiar las malas prácticas». «Tal vez ha llegado el momento de dirigir las denuncias a organismos europeos, para obligar a nuestras administraciones a cumplir las directivas sobre residuos, porque las consecuencias negativas las podemos pagar todos los ciudadanos», comentó García.

Este habló de «la destrucción de recursos naturales, el elevado coste económico y la destrucción de posibilidades de empleo». Y se refirió en a la necesidad de investigar si ha podido haber un fraude en el uso de las ayudas concedidas por la Unión Europea para modernizar el vertedero. La UE aportó 4,8 millones de euros, el 80% de la inversión. Los otros 2,2 millones los puso la Comunidad.