La Verdad

El PP denuncia la compra de un edificio para uso municipal a un miembro de Movimiento Ciudadano

Edificio en la calle Cuatro Santos.
Edificio en la calle Cuatro Santos. / Pablo Sánchez / AGM
  • El alcalde de Cartagena asegura que la operación, que ha costado más de medio millón de euros, se hizo porque era «urgente, útil y obligada»

El Partido Popular denunció este jueves el gasto de más de medio millón de euros de fondos municipales en comprar un inmueble en la calle Cuatro Santos que es propiedad de la familia de Juan Carlos Martínez Ros, que fue candidato número 12 de Movimiento Ciudadano en las pasadas elecciones, sin que hubiera “ninguna necesidad urgente de hacerlo”, explicó su portavoz municipal, Francisco Espejo. El alcalde, José López, aseveró que era “la alternativa viable” para gastar ese dinero antes de fin de año en un edificio “que podrá ser ocupado en 2017 para ampliar las dependencias del Edificio Administrativo San Miguel” que se encuentra anexo.

El inmueble de cuatro pisos y 920 metros cuadrados ocupa los números 3 y 5 de la calle Cuatro Santos, lindando con el Callejón del Mico y colindante con el edificio administrativo, al que da la espalda. En 2005, un Gobierno del PP aprobó declarar toda la manzana como de uso dotacional público para una posterior ampliación de las instalaciones administrativas, La compra es por 505.000 a una madre y sus cuatro hijos, entre los que se encuentra el miembro de MC. La necesidad de llevarla a cabo, según López, es para situar allí secciones de Servicios Sociales, Festejos, Educación y Estadística que se encuentran en las Escuelas Graduadas y en un edificio anexo a la UNED.

Espejo subrayó que no ha tenido acceso a ningún informe que acredite esa necesidad urgente y manifestó sus “dudas” por el hecho de que “se pudieran hacer trece trámites administrativos en menos de una semana para autorizar y aprobar la compra” algo que considera “imposible” en un trámite normal. Asimismo subrayó que “en el expediente que nos han mostrado no consta ni una memoria económica ni un informe justificativo de la necesidad de hacerlo ahora”. Admitió que la aprobación de la operación, el 29 de diciembre, tiene el visto bueno de la Intervención Municipal.

El alcalde aseguró que la adquisición es “consecuencia obligada” de la modificación urbanística de 2005, aprobada por unanimidad en un Pleno municipal, y responde a la necesidad de ampliar ya mismo las dependencias municipales. “Hay funcionarios que están hacinados en algunas de sus plantas”, aseguró.

El Partido Popular considera especialmente cuestionable que la decisión en la Junta de Gobierno se tomara con el voto favorable de los cinco concejales de MC, cuando “deberían haberse ausentado o abstenido, dado que el beneficiario era un miembro de su partido”. Por todo ello, Francisco Espejo consideró que el acuerdo “podría ser nulo” y anunciaron que estudian emprender acciones legales, aunque se abstuvo de tildar el asunto como un caso “de corrupción” y tampoco dijo a qué instancia judicial piensa acudir.

López aseguró que su relación con Martínez Ros “es la que se tiene con alguien del mismo partido y no llega a ningún grado de amistad”

A su juicio, la denuncia del PP es una “muestra de frustración del PP y sintentiza el peor de los estilos de hacer oposición, el de la mentira y la insidia, que es en el que mejor se encuentran estas personas del princpal partido de la oposición”.

Ciudadanos opina

El portavoz de Ciudadanos, Manuel Padín, considera "muy descorazonador" que López que está exigiendo "regeneración y transparencia", sea sospechoso de haber utilizado dinero público para comprar un inmueble a un militante de Movimiento Ciudadano (MC).

En un comunicado, Padín anunció que va a pedir supervisar el expediente completo de la finca de la calle Cuatro Santos ante la posible precipitación de su compraventa.

El portavoz de la formación naranja quiere saber si el Ayuntamiento pidió el informe para saber en qué condiciones se encuentra el inmueble, si existe una tasación pericial objetiva y si hay informe por parte de los servicios jurídicos justificando la idoneidad de la compra, así como acreditar la necesidad de la ampliación del Edificio Administrativo.

"De confirmarse toda esta precipitación -añadió-, a nadie le puede extrañar que hayan sospechas porque, en este caso, el vendedor es un compañero de partido del alcalde de Cartagena, y hay de por medio más de medio millón de euros de todos los cartageneros".

"Esperamos que no, pero es muy descorazonador que quien está exigiendo regeneración y transparencia, y ha batallado de tal manera contra estas prácticas haya podido caer en algo así", concluyó.