La Verdad

Aznar, López y García, ayer en la rueda de prensa de presentación de los presupuestos.
Aznar, López y García, ayer en la rueda de prensa de presentación de los presupuestos. / A. Gil / AGM

López propone un presupuesto con el 50% de las infraestructuras por definir

  • La limpieza de El Hondón para hacer un parque está entre las novedades, pero el destino de 1,5 millones no será votado por los vecinos hasta febrero

El Ayuntamiento rebajó ayer las expectativas de los presupuestos participativos. El plan ideado para destinar la mitad de las inversiones en infraestructuras (1,5 millones) a satisfacer las propuestas elegidas y votadas por los vecinos no estará listo hasta mediados de febrero. Además, se ha transformado en un programa general de mejoras en alumbrado, asfaltado, zonas verdes y otras actuaciones agrupadas de forma sectorial. Así, se seguirá la máxima expuesta ayer por el alcalde, José López, de no llevar a cabo «grandes proyectos faraónicos que luego no sirven para nada, sino arreglos que mejoran la vida diaria de los ciudadanos», apuntó.

López presentó las cuentas en compañía del concejal de Área de Hacienda, Francisco Aznar, y de la edil delegada, Isabel García. Tanto el presupuesto de ingresos como el de gastos ascienden a 188,7 millones de euros. Sumados los organismos autónomos, sube hasta los 195,8. Es un 0,88% más que en 2016. Para sacarlo adelante en el Pleno previsto para el día 24, la coalición de Gobierno formada por PSOE y MC, necesita el voto favorable, al menos, de un grupo de la oposición. Por ahora no tiene ningún apoyo.

Hay aspectos del presupuesto que ya son conocidos, como el incremento en gastos de personal, (de 63 a 67 millones). Habrá mejoras salariales para los bomberos, que incrementan su categoría (280.000 euros), y un aumento en las horas del Régimen de Especial Dedicación (RED) para asegurar los servicios extraordinarios de los cuerpos de seguridad y de emergencias, así como de las brigadas de calle durante todo el año (500.000 euros). También se prevén los ascensos en la Policía Local para renovar los mandos y las ofertas de empleo público, con una veintena de nuevos funcionarios, y para cubrir de manera definitiva 140 más, entre las plazas de funcionarios y de laborales. Además, se han previsto 1,5 millones para pagar a los trabajadores asumidos del Instituto Municipal del Litoral (Imsel), recién disuelto.

Entre los refuerzos de la plantilla para prestar mejores servicios están echar mano de la bolsa de trabajo de técnicos en urbanismo, infraestructuras e informática, con un gasto previsto de 522.000 euros, y poder contar con entre 26 y 28 trabajadores 'rasos' en prácticas para múltiples tareas en distintas concejalías.

El capítulo de inversiones asciende a seis millones. De los 3,6 en infraestructuras 1,5 están por definir en los presupuestos participativos. El millón restante es para adquisiciones de equipos informáticos y tecnológicos, así como para obras en instalaciones municipales, dijo Isabel García.

Descontaminación de suelos

El proyecto más llamativo, dentro del plan de inversiones, es el que contempla 200.000 euros para iniciar la descontaminación de la parcela de Potasas y Derivados, en El Hondón. Se trata de una partida pequeña para una tarea en la que primero hay que tener un proyecto autorizado por la Administración regional y el Consejo de Seguridad Nuclear, dado que allí hay metales pesados y emisiones de radiación natural. El alcalde repitió varias veces que su intención es hacer allí un gran parque, acompañado de una pequeña promoción de viviendas, mucho menor que el gran ensanche que previó el PP hace una década, cuando se proyectó la entrada ferroviaria soterrada del AVE.

Además, hay 346.000 euros para instalaciones deportivas, como los campos de césped artificial de Virgen de la Caridad y de José María Lapuerta. Remodelar el mercado de la Plaza Gisbert y reflotar el aparcamiento subterráneo de la plaza de abastos de Santa Florentina cuentan con unos 80.000 euros.

Hay 1,2 millones para pagos pendientes por la restauración del Teatro Romano, que habrá que seguir costeando al menos durante tres años más. Casco Antiguo recibirá 400.000 euros por bienes municipales que tiene a su nombre. Y, como todos los años, se incluye un millón de euros para expropiaciones.

La deuda se reduce en 11 millones y queda limitada a 108. Eso reduce sobremanera el pago de intereses y permite destinar dinero a bajar los impuestos: sobre todo un 6% del IBI (un 10% si se cuenta la compensación de la subida del catastro).

El gasto corriente (84 millones) sube, al contrario que la inversión, en seis millones (un 7,7%). En este apartado figuran los 36 de Lhicarsa, ocho para el alumbrado y 4 para los jardines. Apenas se dieron explicaciones del aumento, al margen de recordar que hay dos millones de más por el gasto para el mantenimiento del las playas y de las calles y las plazas de las localidades del litoral, que antes hacía el Imsel.