La Verdad

El Perpetuo Socorro se hace comarcal

Un grupo de enfermeras, en la puerta principal del hospital, a finales de los años 60.
Un grupo de enfermeras, en la puerta principal del hospital, a finales de los años 60. / Martínez Blaya
  • El hospital aprovecha su 50 aniversario para poner en marcha siete nuevas sedes

Cuando a mediados de los años 60 un grupo de médicos fundó lo que hoy es el Hospital Perpetuo Socorro, quizá no era consciente de que cincuenta años después, ese centro sería referencia no solo en la ciudad sino también a lo largo y ancho de la comarca. Y es que a sus conocidas instalaciones de Sebastián Feringán y de la Alameda de Santa Antón, la dirección de la clínica sumará a partir de enero otras sedes en La Unión, Torre Pacheco, Los Alcázares, San Javier y San Pedro del Pinatar. También reforzará su presencia en el municipio con la apertura de nuevas instalaciones en Los Dolores y en La Palma.

El gerente del hospital, José Hernández Mondéjar, lo avanza como aperitivo de su intervención en una cena gala que se servirá esta noche en el restaurante Acuario de Torre Pacheco para festejar el 50 aniversario de la institución.

Los primeros centros que entrarán en funcionamiento serán las clínicas de rehabilitación, que se abrirán en Los Dolores, La Palma y Torre Pacheco. Será a lo largo de este mes y de manera progresiva.

Centros de rehabilitación

Los otros, los de La Unión, Los Alcázares, San Javier y San Pedro, se abrirán, según Hernández Mondéjar, a partir del mes de enero. Estarán dedicados a la rehabilitación, aunque se centrarán también en medicina general. «Nos hemos dado cuenta de que los pacientes que se operan en nuestras instalaciones proceden de los municipios de la comarca, desde los que luego tienen que desplazarse para asistir a sesiones de recuperación. Por eso montaremos nuevas sedes, para evitar que tengan que venir desde tan lejos, pero sobre todo para su comodidad», explicó.

Estas siete delegaciones se unirán al policlínico que hay junto a su centro de referencia en la Avenida Sebastián Feringán, un local que la dirección adquirió en el año 2006, dedicado en su mayor parte, también a la rehabilitación.

La gala tendrá lugar un día después de la conmemoración de los cincuenta años de la inauguración del hospital. El 1 de diciembre de 1966 fue abierto al público y dos días después la ya desaparecida Jefatura Provincial de Instituto Nacional de Previsión concedió la autorización para el ingreso de asegurados y beneficiarios de la Seguridad Social.

Tres años antes, la sociedad denominada Sanatorio Médico-Quirúrgico Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, SA, integrada por 53 médicos de reconocido prestigio, compró la finca donde se construirían las actuales instalaciones hospitalarias, en un solar de más de mil metros cuadrados.

En 1964 comenzaron las obras, tras recibir la autorización del Ayuntamiento de Cartagena. Los primeros 25 años de atención sanitaria la ofreció la comunidad de Religiosas Franciscanas de la Purísima Concepción, quienes prestaron sus servicios hasta mediados de 1992. Ese año la dirección del hospital contrató como gerente a José Hernández Mondéjar con el encargo de transformar por completo no solo la gestión, sin también la asistencia sanitaria.

La empresa adquirió en enero de 1995 el solar donde posteriormente se construyó la zona B del hospital, concretamente la parte trasera. En sucesivos años realizaron diferentes reformas, a las que se sumaron en 2011 el centro de rehabilitación de Fuente Álamo. Ese mismo año se inauguró el policlínico.

Pacientes crónicos

El año 2013 constituyó todo un hito para la empresa, ya que tras comprar años atrás el Hospital Central de Cartagena o como era más conocido, la antigua Cruz Roja, abrió lo que es ahora el Hospital Perpetuo Socorro Alameda. El edificio dispone de 315 camas, la mayoría de ellas concertadas con el Servicio Murciano de Salud (SMS) para pacientes crónicos, además de todos los servicios de un hospital general.