La Verdad

Casa Clares (calle del Aire con Cuatro Santos). Arriba, una placa.
Casa Clares (calle del Aire con Cuatro Santos). Arriba, una placa. / P. S. / AGM

Catorce edificios integran una ruta sobre la huella del modernismo

  • Ayuntamiento y UPCT señaliza el nuevo sendero urbano con placas realizadas en el centro de Astus por personas con discapacidad intelectual

La celebración del Año del Modernismo vivirá, en los próximos días, un nuevo hito con la inauguración de un sendero urbano dedicado a la herencia de este estilo artístico y del eclecticismo en la arquitectura de la ciudad. Trece calles y plazas del casco histórico, donde hay catorce inmuebles de finales del siglo XIX y principios del XX, lucirán una señalización especial indicativa de estar ante alguna de las joyas concebidas por Víctor Beltrí, Mario Spottorno y Tomás Rico Valarino, entre otros.

Operarios de la Concejalía de Infraestructuras, que dirige el también alcalde José López, han empezado a colocar en las aceras placas con forma de medallón. En estas marcas, de veinte centímetros de diámetro, figuran moldeadas en bronce dos suelas de zapato, el habitual distintivo blanco y rojo de los grandes senderos, las siglas UR (sendero universitario) y referencias al Ayuntamiento y dos entidades que han colaborado con el Consistorio en este proyecto: la Universidad Politécnica (UPCT) y la Asociación Tutelar de la Persona con Discapacidad (Astus).

La Universidad actúa a través de un convenio llamado 'Senderos Urbanos Inteligentes de la ciudad de Cartagena', firmado por López con el exrector José Antonio Franco y el exvicerrector de Infraestructuras José Pérez. Sus sucesores, Alejandro Díaz y Marcos Ros, han tomado las riendas de un programa a través del que la Politécnica recibe de la corporación municipal 22.000 euros. Con ellos ha desarrollado una aplicación (app) digital para teléfonos móviles y otros dispositivos, a través de la cual se accede a información sobre cada edificio por medio de códigos QR, los basados en códigos de barras.

En relación con Astus, alumnos de su centro ocupacional Prolam, en Los Dolores, han realizado las placas. Estas incluyen también dos logotipos de la iniciativa modernista: el de la cúpula del Gran Hotel, levantado por Beltrí en la confluencia de la Plaza de San Sebastián con las calles Jara y Aire, y una letra eme invertida.

Las construcciones de la ruta son la estación del ferrocarril, el Palacio Aguirre, la iglesia de la Caridad, el Edificio del Regidor, la Casa Maestre, la Casa Clares, el Palacio Consistorial, la Casa Cervantes, el Casino, la Casa Llagostera, el Gran Hotel, la Casa Pedreño, la Casa Dorda y la Casa Zapata.

El coste de esta intervención es de 22.000 euros, e incluye un segundo sendero que también será inaugurado en las próximas semanas: el de los edificios históricos rehabilitados como sedes de la UPCT, como el Hospital de Marina, el Cuartel de Antiguones y el Cuartel de Instrucción de Marinería (CIM).

Fuentes de la alcaldía indicaron que esta colaboración «sirve para difundir el patrimonio y fomentar los hábitos saludables y el turismo; y todo ello utilizando, además, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC)». Asimismo, es «una apuesta decidida del Ayuntamiento, y en particular del alcalde, que consideran a la UPCT esencial en el presente y el futuro del municipio».