La Verdad

La Mesa de Bienestar Animal debate la nueva ordenanza municipal de mascotas

  • El órgano, constituido el 6 de octubre de 2015, tiene entre sus objetivos impulsar políticas de concienciación, evitar el abandono y vigilar el cumplimiento de la Ley

El concejal del área de Calidad de Vida, Francisco Calderón, presidió durante la mañana del miércoles, en el edificio administrativo de San Miguel, una nueva reunión de la Mesa de Bienestar Animal, que se desarrolló en dos partes. La primera de ellas trató el asunto de las colonias urbanas de gatos, poniéndose de manifiesto la normativa vigente que regulará obligatoriamente esta cuestión.

Posteriormente, se abordaron otras cuestiones. De manera especial, se trató la modificación de la ordenanza municipal referente a animales domésticos, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

Así, los integrantes de la Mesa debatieron y aportaron sus propuestas. Finalmente, quedaron vistos los primeros ocho artículos del citado reglamento, que siempre quedará supeditado a la Ley regional de protección y defensa de los animales de compañía.

Siguiendo los cauces reglamentarios, los contenidos que emanan del trabajo de la Mesa de Bienestar Animal pasan al estudio de los servicios jurídicos municipales, quienes, una vez revisado, remitirán el texto a la Mesa para que ésta continúe consensuando su redacción y proceda a su aprobación.

La Mesa de Bienestar Animal, compuesta por Policía Local, Seprona, UNED, UPCT, CATAD, Colegio de Veterinarios, protectoras de animales, servicios jurídicos del Ayuntamiento, técnicos de la Concejalía de Sanidad, además de representantes de todos los grupos políticos de la Corporación municipal, desarrolla su actividad a través de dos equipos de trabajo: uno, centrado en aspectos jurídicos y, el segundo, dirigido a diseñar trabajos de prevención y campañas educativas, presentar iniciativas para el debate, diseño y ejecución de programas y actividades, entre otras cuestiones.

La Mesa, constituida el 6 de octubre de 2015, tiene entre sus objetivos impulsar políticas de concienciación para velar por adopciones responsables de animales domésticos, evitar el abandono de mascotas y vigilar el cumplimiento de la Ley de Protección y Tenencia de Animales.