La Verdad

Jóvenes de botelleo, en los últimos Carthagineses.
Jóvenes de botelleo, en los últimos Carthagineses. / P. Sánchez / AGM

La Policía Local avisa a padres de menores que hacen botelleo para que los controlen

  • Los agentes imponen once multas a negocios por vender bebidas a adolescentes durante el fin de semana y pedirán el cierre de los reincidentes

La Policía Local ha iniciado una campaña contra la venta irregular de bebidas alcohólicas que solo el pasado fin de semana supuso once multas a locales, sobre todo bazares multiprecio, y contra el consumo de las mismas por parte de menores de edad. Este otoño, los agentes han impuesto al menos seis sanciones a jóvenes sorprendidos tomando alcohol y protagonizando actos de gamberrismo en la calle. Tras identificarles, si son menores, se avisa a sus padres por carta para que tomen medidas.

«Por la presente, le comunico que se ha detectado a su hijo/a, menor de edad, en posesión de bebidas alcohólicas en el lugar fecha y hora indicados. Si cree que su hijo puede estar consumiendo alcohol, pero no habla con usted al respecto, le recomendamos que consiga ayuda. El médico de familia puede ser un buen lugar para empezar», reza el texto firmado por el jefe de la Policía Local, Eusebio Serna, y al que tuvo acceso 'La Verdad' tras la reunión de la Mesa del Pacto por la Noche, celebrada ayer en el Edificio Administrativo.

En el encuentro, el primero en más de cinco meses, participaron los concejales de Seguridad, Francisco Aznar, y de Descentralización, Juan Pedro Torralba, junto a vocales de los grupos municipales, de los hosteleros y de la Federación vecinal.

Además de las once multas a establecimientos de venta irregular de alcohol, tres de ellas por atender a menores, hubo seis denuncias relacionadas con el consumo y las conductas incívicas protagonizadas por adolescentes. «Dos arrojaron vasos llenos de bebida a la iglesia de Santa María de Gracia y uno fue pillado orinando en la calle», explicó Serna.

Aznar exhibió unos resultados que él cree positivos. «Hemos conseguido que el botelleo prácticamente haya desparecido de la Plaza de las Tres Culturas, junto al coso taurino», explicó. «Este fin de semana solo ha habido concentraciones junto a Peroniño», añadió Serna. Además de controlar esos botelleos, la campaña policial que lleva un mes activa se centra en «cerrar los establecimientos que vende alcohol de manera reiterada fuera de horas y a menores». Hay uno especialmente activo en la plaza de Juan XXIII que Aznar tiene en el punto de mira. Pero su clausura todavía se encuentra en tramitación.

Sin embargo, la Federación de Asociaciones de Vecinos no se conforma con ello. Su presidenta, Cristina Roca, consideró ayer que Aznar es el responsable de la «lentitud» en tomar medidas efectivas.

Sin soluciones en Navidad

«Se acerca la Navidad, una época especialmente señalada para quienes practican el botelleo y no se da solución al problema de los bares del centro, al lado de cuya puerta se permite beber sin sancionar a nadie; ni un recinto para que quienes quieran puedan beber en unas mínimas condiciones de seguridad», dijo. La única opción barajada, en los últimos meses, para crear un 'botellódromo' es la explanada entre el centro comercial Eroski y el campamento de Carthagineses y Romanos. Sin embargo, sigue sin haber nada previsto. En esa indecisión pesa considerablemente la opinión de los empresarios de hostelería.

«Nosotros no podemos estar a favor del botelleo, se haga donde se haga. El sector de los locales de ocio nocturno es lo suficientemente completo como para ofrecer alternativas para todos los gustos y para todos los bolsillos», explicó el presidente de la patronal Hostecar, Juan José López Escolar.

El portavoz de Ciudadanos, Manuel Padín, informó de que durante la reunión se dijo que se estudiará habilitar urinarios en la calle.