La Verdad

Las cofradías siguen sin cobrar los 70.000 euros de las sillas de la última Semana Santa

  • El Ayuntamiento atribuye el retraso de la orden de pago a un problema contable y asegura que hará el abono antes de que acabe el año

«Hemos pasado de cobrar antes del verano, en 2015, a no tener todavía en nuestras manos el dinero de 2016. Tenemos confianza en recibirlo antes de fin de año, pero marrajos, californios y resucitados esperábamos tener ya nuestra parte para hacer algunas obras y mejoras», explicó ayer el hermano mayor californio, Juan Carlos de la Cerra. Esas tres cofradías de Semana Santa han reclamado el pago de los 70.000 euros obtenidos en el contrato de las sillas de los desfiles de este año. El presidente de la junta que las agrupa y hermano mayor del Socorro, Manuel Martínez Guillén, le hizo anteayer la solicitud a la coordinadora de Cultura, Fulgencia Plazas. La respuesta fue que tengan paciencia.

La del Socorro es la única cofradía que no recibe dinero por las sillas «porque no hay ninguna en nuestro desfile de la madrugada del Viernes de Dolores», recordó Martínez Guillén. El dinero se reparte al 40% entre los californios y los marrajos. Eso le atribuye 28.000 euros a cada cofradía. El 20% restante, es decir 14.000, es para el Resucitado.

«Todavía no se ha dado la orden de pago», admitió ayer la concejal de Hacienda, Isabel García. Miembros de su equipo indicaron que ha habido un problema de contabilidad. Es lo mismo que argumentó la semana pasada el concejal delegado de Cultura, David Martínez, a cuyo departamento le reclaman aún el pago de contratos correspondientes al festival Mucho Más Mayo, celebrado en primavera.

Obras marrajas y californias

Sin embargo, García aseguró que los procesionistas no tienen motivos para preocuparse. «Se les pagará antes de que acabe el año», garantizó. «Esperemos que sea así, porque esos cobros tienen que entrar en las cofradías dentro de este ejercicio. Son ingresos de la pasada primavera», añadió Martínez Guillén.

Tanto la cofradía del Nazareno como la del Prendimiento tienen en marcha obras costosas y les vendría muy bien tener ese dinero cuanto antes. «Nosotros hemos tenido que afrontar unas obras para acabar con las humedades que nos han aparecido en algunos suelos y algunas paredes de la sede de la calle del Aire. Tenemos algo ahorrado, pero contar con ese dinero cuanto antes sería beneficioso», apuntó De la Cerra. Asimismo, los marrajos tienen en ejecución la segunda fase de la restauración de su capilla, en la calle Mayor. La financiación de la Consejería de Cultura no basta para ello y la cofradía tiene que aportar una parte importante.

El sistema de cobro del servicio de instalación y explotación de las sillas fue objeto de un convenio entre el Ayuntamiento y la Junta de Cofradías para que estas perciban el dinero del canon que paga la empresa que lo presta. Se trata de la segunda subvención directa que reciben del municipio, tras el tradicional cheque de la Llamada del Miércoles de Ceniza. El contrato fue separado del que rige para los desfiles de Carthagineses y Romanos, el Carnaval y la Cabalgata de Reyes.