La Verdad

*

Castejón denuncia la inactividad en el Rosell mientras aumentan las esperas

Los políticos socialistas, ayer, en la puerta de Urgencias del Hospital del Rosell.
Los políticos socialistas, ayer, en la puerta de Urgencias del Hospital del Rosell. / Antonio Gil / AGM
  • La vicealcaldesa y diputados socialistas visitan el hospital para exigir a Sanidad que aplique la ley regional que obliga a potenciarlo

La vicealcaldesa de Cartagena y secretaria general del PSOE en este municipio, Ana Belén Castejón, y el diputado regional de ese partido Antonio Guillamón denunciaron ayer que el Gobierno autonómico sigue sin apostar por el pleno funcionamiento del Hospital Santa María del Rosell, que mantiene cerradas dos plantas pese al aumento de las listas de espera.

Tras recorrer algunas instalaciones de ese hospital, Guillamón lamentó que las listas de espera en el Área II de Salud siguen «muy por encima» de la media regional y la concertación con hospitales privados también es «muy elevada» con respecto a otras zonas sanitarias. «No podemos permitir que se vaya abriendo la puerta a la privatización», dijo Castejón. La vicealcaldesa lamentó que Sanidad evite cumplir la ley aprobada el pasado marzo en la Asamblea Regional para la apertura del Rosell como hospital independiente del Santa Lucía.

Castejón advirtió de que el Rosell no debe convertirse en «arma arrojadiza» entre partidos, por lo que espera que el Gobierno regional destine las partidas que necesita, evitando así que el PSOE tenga que presentar enmiendas parciales a los presupuestos regionales de 2017. En la visita al centro sanitario, ambos altos cargos socialistas estuvieron acompañados por los diputados Consuelo Cano y Ángel Rafael Martínez, así como por el concejal Juan Pedro Torralba y los miembros de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública Leandro Sánchez y Manuel García Ferré.

Guillamón aseguró que el plan funcional que el Servicio Murciano de Salud aplica en para reforzar servicios del Rosell «no es suficiente». Los tiempos de espera para ser operado o someterse a una prueba diagnóstica son mucho más altos que hace cinco años, antes de que se abriera el Hospital Santa Lucía, aseguró el diputado regional.