La Verdad

Las juntas vecinales tendrán que hacer inversiones que propongan los ciudadanos

  • «El peso de la mayoría dejará de ser lo único que cuenta en los barrios», asevera Torralba; el PP, que preside cinco, mantiene sus dudas

«Vamos muy lentos. A dos puntos por reunión, podemos tardar lo que queda de legislatura en hacer un reglamento de participación», razonó ayer Diego Ortega, del PP. Aparte de la lentitud, también la adaptación de los presupuestos participativos a las doce juntas vecinales suscita dudas en el Partido Popular. El Gobierno municipal pretende que estos organismos sometan sus inversiones al parecer de los vecinos. «Es lo que hará el Ayuntamiento, con dos millones de euros en las cuentas de 2016. También en los barrios y diputaciones debe contar algo más que el peso de la mayoría», aseveró el concejal de Descentralización, Juan Pedro Torralba. Todo esto será tratado en una reunión con los presidentes de las juntas, la próxima semana.

La Mesa de Participación Ciudadana debatió en su última reunión la implantación del procedimiento para que todos los ciudadanos censados en Cartagena y mayores de 16 años puedan proponer proyectos de inversión hasta un tope de dos millones de euros. Es la mitad del dinero incluido para ello en los presupuestos municipales de 2017. El Ayuntamiento repartirá 20.000 dípticos promocionando la idea y mantendrá reuniones sectoriales en las próximas tres semanas para darla a conocer.

El plazo para hacer propuestas ya ha comenzado. Los ciudadanos pueden descargarse en la web municipal el modelo de petición y presentarlo hasta el 15 de noviembre. Los técnicos elegirán los proyectos viables, que serán sometidos a votación popular hasta fin de año. Los ganadores entrarán en el presupuesto.

La traslación de ese modelo simplificado a las juntas vecinales despierta dudas en el PP. Ortega cree que puede ser una maniobra para anular la autonomía de estos organismos. Cinco de las doce junta las presiden los populares.

El debate sobre el nuevo reglamento de participación ciudadana llevó a Podemos insistir en que se admita la inclusión del 'escaño ciudadano' en el reglamento de participación. Eso habilitará un cauce permanente para que las asociaciones vecinales y sectoriales «puedan intervenir con voz pero sin voto en los plenos», según explicó su portavoz municipal, Pilar Marcos. Así se dará cumplimiento a una moción aprobada el año pasado.

También se delimitará la participación en las sesiones. PSOE, MC, PP y Ciudadanos se pusieron de acuerdo en que podrán pedir la palabra e intervenir las asociaciones que tengan algo que ver con el punto que se debate. «No tendría sentido que una asociación de cultura popular pida hablar de otra cosa», indicó Torralba «Además, así evitaremos que el derecho a la participación ciudadana se convierta en puerta de entrada para los agitadores», subrayó Ortega. Podemos cree que la libertad debe ser total, pero no convenció al resto.

A la reunión del lunes no acudió nadie de la Federación vecinal. Podemos y PSOE mostraron su extrañeza. «Sabían la fecha», explicaron. Por eso no se les pudo explicar el procedimiento de implantación de los presupuestos participativos.