La Verdad

Chicote, Morales y Bernal

Pedro García, Andrés Fernández, Diego Morales y Salvador Bernal.
Pedro García, Andrés Fernández, Diego Morales y Salvador Bernal. / PABLO SÁNCHEZ / AGM

En esta nuestra Trimilenaria, rara es la vez que no encuentro motivo para hablar, y bien, de nuestros empresarios. Verán cuánta razón llevo cuando les cuente lo que me ocurrió días pasados en uno de los muchos y buenos restaurantes de nuestra ciudad. Me refiero al emblemático Pincho de Castilla, al que había accedido a través del mesón, donde me encontré con la novedosa barra que Diego Morales ha actualizado y en la que se pueden encontrar multitud de pinchos de cocina de diseño y hasta un rincón dedicado al marisco donde se pueden degustar unas ostras o unas cigalas, quisquilla de Motril, gamba blanca de Huelva o unas nécoras, entre otras especialidades, eso ya a gusto del consumidor.

Mientras esperaba a mis invitados, Luis Víctor, Juan, Alfonso, José Juan y Paco, llegaron el famoso chef televisivo Alberto Chicote y el empresario cartagenero Salva Bernal, acompañados de algunos directivos de su equipo de internacional. Tras los saludos de rigor, y una vez hubieron llegado todos los invitados a quien me encontraba esperando, pasamos al salón interior del local donde no pudimos evitar el comentario sobre el conocido y prestigioso chef.

Chicote es el propietario de los restaurantes Yakitoro en Madrid, cuyo nombre proviene de la combinación de la palabra japonesa yakitori, que se emplea para denominar lo que vendría a ser una brocheta, con la palabra toro, el nombre del animal y símbolo español más reconocido. En el histórico de Alberto Chicote cabe destacar el premio de Madrid Fusión y el premio de la AMER al mejor cocinero del año en 2006. En 2012, hizo con 'Pesadilla en la Cocina' su primera incursión en el mundo televisivo, que continuó con 'Top Chef', convirtiéndose en un cocinero mediático.

En su conocido restaurante de Madrid, la especialidad de la carta es la brocheta, que ha convertido en un manjar en cualquiera de las variedades en que esta se elabora: de la tierra, del agua, de la granja o de la finca, lo mismo que los ya famosos 'yakibocatas' y ensaladas para todos los gustos. Y seguramente estén preguntando a cuento de qué viene todo esto: pues muy sencillo, es simplemente por lo que comentaba al principio de que siempre hay motivos para hablar bien de los empresarios cartageneros, y es que Talasur, la compañía de la que es presidente Salvador, ha sido la encargada de realizar las obras en los restaurantes de esa cadena.

Pero si de marcas y cadenas conocidas hablamos, no es esta la única para la que han trabajado. En el terreno de la restauración, también han realizado la rehabilitación del histórico Mayte Commodore; y en el mundo de la moda, son ya más que conocidos los diseños que han realizado para cadenas de moda internacionales como Mango o H&M y algunas de las principales marcas de lujo, como la tienda de Chanel en el Hotel Majestic de Barcelona. Y en cuanto a hoteles, han llevado a cabo varios proyectos para la cadena Room Mate, de Kike Sarasola, aparte de obras significativas como la renovación completa del conocido Hotel Don Pancho en Benidorm y el 7 Coronas de Murcia.

En cuanto a sus expansión internacional, ha participado en varios proyectos hosteleros y residenciales para diferentes grupos árabes en Dubái, Abu Dhabi, Jeddah y Bandar Abbas y en la ejecución de espacios comerciales para varias firmas internacionales en las galerías de aeropuertos como el de Bruselas y el de Marrakech-Menara en Marruecos.

Talasur está especializada en la construcción y diseño de interiores, consiguiendo siempre convertirlos en espacios únicos. No cabe duda que gran parte de su éxito se lo debe a la dirección de la compañía, convencida de que las cosas se pueden y se deben realizar de otro modo, distinto al de los demás. Su filosofía 'Desing&Build' busca el desarrollo de los proyectos desde su concepción inicial hasta la entrega de los mismos como un todo único, lo que les ha convertido en líderes en este mercado tan competitivo y ha contribuido a que se convierta en una empresa multinacional que está presente en más de 400 ciudades de 70 países.

Pero si singulares son los proyectos de Talasur, singular también fue el aperitivo que compartimos en sala ya que Diego, para una ocasión tan especial, envió su 'artillería pesada': unas lonchas de solomillo de cerdo ibérico adobado por él mismo y que estaba riquísimo, junto con unas ostras sobre hielo picado y una quisquilla de Motril fresquísimas; y de sorpresa final, dos pinchos del maestro: milhojas de berenjena con pluma de cerdo ibérico y unos moralitos, a base de solomillo de cerdo ibérico, queso, membrillo y jamón de pato en una perfecta combinación de sabores.

Una vez ya sentados a la mesa, se incorporó Diego Morales para compartir con todos ellos el excelente menú que había preparado, comenzando por unas virutas de Guijuelo y unas cocochas con almejas tras las que llegaron unos chipirones rellenos de gambas, suprema de merluza sobre calamar a la francesa y, para terminar, tres chuletones de buey de raza rubia con cinco meses de curación, todo ello bien regado con un Cruz de Alba, un Ribera con raíces cartageneras. Después del postre casero, una leche frita con helado de turrón que encantó por su sabor y textura, pasamos al 'mundo del hielo', para el que prepararon unos digestivos gin-tonics a base de Martín Miller y Fever Tree.

Fue entonces cuando Alberto demostró sus dotes de comunicador, siempre campechano y natural, tocando todos los temas con una naturalidad extraordinaria y demostrando un amplio conocimiento de ellos. Contrariamente a lo que sucede en sus apariciones televisivas, en esta ocasión le dio una gran puntuación a la cocina y al equipo humano del Pincho, y se despidió con la firme promesa de volver al restaurante y a Talasur, donde tiene no solo un proveedor sino un amigo en Salvador.

Termino con dos proverbios, uno chino: «Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie»; y otro inglés: «Cuando apuntas con el dedo, recuerda que tres dedos te apuntan a ti». Que cada uno elija según desee.