La Verdad

Una protesta de autoescuelas por la escasez de examinadores colapsa el tráfico en la ciudad

Colas de vehículos en la Avenida Capitanes Ripoll, a mediodía, por la protesta de profesores y alumnos de autoescuelas. :: pablo sánchez / agm
Colas de vehículos en la Avenida Capitanes Ripoll, a mediodía, por la protesta de profesores y alumnos de autoescuelas. :: pablo sánchez / agm
  • Profesores y alumnos exigen que se cubran tres vacantes de inspectores para reducir los 21 días de espera para hacer el práctico

Una protesta de profesores y alumnos de autoescuelas por falta de examinadores colapsó ayer a mediodía el tráfico en al menos una decena de calles principales del centro de la ciudad. Sobre las doce de la mañana, alrededor de sesenta coches y media docena de camiones pertenecientes a centros de formación de conductores de toda la comarca comenzaron una manifestación que partió de la calle Ribera de San Javier, donde está la sede de la Asociación de Autoescuelas de Cartagena, y acabó en el puerto.

La protesta avanzó por el recorrido elegido por los organizadores provocando que los coches que circulaban a esas horas por el centro quedaran atrapados en calles como Ronda de Ferrol, Jacinto Benavente, Ronda Ciudad de La Unión, Paseo de Alfonso XIII, Ángel Bruna, Serreta y Gisbert, así como toda la carretera del Paseo del Muelle de Alfonso XII.

Adelantándose a la cabeza de la protesta, efectivos de la Policía Local fueron desviando el tráfico hacía otras zonas de la ciudad, que también quedaron colapsadas hasta las dos de la tarde, y regulándolo en otras para descongestionar calles. El enfado de muchos conductores quedó patente con las pitadas que realizaron durante las dos horas que duró la protesta y sus consecuencias sobre el asfalto.

550 alumnos pendientes

Profesores y alumnos salieron a la calle para exigir a la Dirección General de Tráfico más examinadores. A Cartagena le corresponden cinco y actualmente solo trabajan dos, porque uno está de baja médica y las otras dos plazas están vacantes. Esta situación, que sufren desde hace un año, ha provocado que un alumno que quiera hacer la prueba práctica tenga que esperar al menos 21 días.

La presidenta de la Asociación de Autoescuelas de Cartagena, Isabel Mesa, explicó que se han puesto en contacto en «innumerables ocasiones» con Tráfico, «pero lo único que nos dicen es que no hay dinero». Reivindican «una solución urgente, porque a día de hoy hay 550 alumnos que están a la espera de hacer el examen», indicó. Para acabar con esa listas sería necesario examinar a 50 y 55 alumnos cada día, pero actualmente no llegan ni a la mitad. «A veces vienen examinadores de Murcia y Lorca para evitar que las demoras se amplíen, pero eso les crea un problema a ellos», aseguró Mesa.

Al colectivo pertenecen 70 autoescuelas de la comarca, cuyos propietarios exigen una solución inmediata a este colapso. Proponen, por ejemplo, que los dos inspectores que hay puedan hacer horas extra.