La Verdad

Buscan a una banda organizada por la oleada de robos en Pozo Estrecho

A la izquierda, un coche quemado en enero, en Pozo Estrecho.
A la izquierda, un coche quemado en enero, en Pozo Estrecho. / LV
  • El delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, dice que las entradas ilegales en viviendas y coches son obra de delincuentes multireincidentes

«Hay una banda organizada en Pozo Estrecho». Así de claro se mostró ayer el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, al ser preguntado por los últimos robos en casas y en vehículos que posteriormente son quemados para borrar huellas, en la localidad galilea. Los miembros del grupo de delincuentes están en el punto de mira de la Guardia Civil, que «les está siguiendo la pista desde que comenzaron a actuar», explicó.

El hecho de que todavía no haya resultados se debe a que «este tipo de operaciones llevan su tiempo, desde que se detecta la comisión de los delitos hasta que hay detenciones», aseveró.

El grupo al que persigue la Benemérita tiene en su haber la quema de al menos siete coches en los últimos tres meses. Sus integrantes fuerzan por la noche la puerta de un vehículo, se llevan lo que haya de valor, rocían el interior con gasolina y le prenden fuego. Suelen ir encapuchados para evitar su identificación. También se les imputan asaltos e intentos de asalto a viviendas. Todo ello en la zona de chalés que hay junto a la carretera de La Palma a Pozo Estrecho.

El último caso que ha trascendido es el sufrido por un joven de 34 años, que acude habitualmente desde Murcia a su segunda residencia en Pozo Estrecho y que el pasado viernes se encontró con que habían intentado violentar la puerta principal de su casa y también la del garaje, sin éxito. «Forzaron y rompieron la manivela de la entrada y le dieron doce o quince golpes a la de la cochera, pero no pudieron entrar», dijo. Este joven tuvo menos suerte hace dos años, cuando durante otra oleada de robos, entraron en la misma vivienda y se llevaron una guitarra, relojes, aparatos de música y otros objetos de valor. «No me vuelve a pasar lo mismo. Esta semana voy a instalar una alarma», explicó.

Para Bascuñana, el problema de la delincuencia está controlado en el casco urbano, demarcación de la Policía Nacional, y es en «algunas diputaciones como Pozo Estrecho donde se detecta la actuación de bandas como la que ahora está operando».

La Guardia Civil investiga

El delegado del Gobierno concretó que se trata de grupos cuyos miembros son multireincidentes y vuelven a «dedicarse a lo que mejor saben hacer cada vez que salen de prisión». También indicó que suelen tener a menores entre sus miembros. «Hace poco, en una operación contra la delincuencia en Murcia, se detuvo a un menor de edad que acumulaba 40 actuaciones delictivas», recordó. Por eso, a su juicio, pese a que la Guardia Civil desmantela grupos de estos con tinuamente, muchos de sus miembros vuelven a dar problemas en cuanto salen de la cárcel.

Bascuñana hizo hincapié en la eficacia de los grupos Roca, unidades de investigación de la Benemérita, en este tipo de operaciones. «Han sido condecorados varias veces por ello», advirtió.